Salud Verde

Hagamos que la práctica de la salud sea responsable con el medio ambiente


El sector de la salud produce millones de toneladas de desechos cada año: sólidos, líquidos y gaseosos, incluidos contaminantes potentes como dioxinas (de la incineración de PVC) y mercurio. Además, utiliza plásticos, papel, madera y otros recursos. Con esto y otras actividades similares el sector de la salud contribuye a la pérdida del hábitat y la diversidad global y daña el ecosistema mundial.

La Asociación Médica Mundial (AMM) insta a todos sus miembros y a la comunidad mundial de la salud a adoptar un enfoque responsable con el medio ambiente. Para conseguir un cambio es necesario concienciar y abogar de forma constante. Esto incluye transformar la práctica clínica en algo responsable con el medio ambiente y  hacer más verdes las asociaciones médicas.

Haciendo la Práctica Clínica Responsable con el Medio Ambiente

Datos clave (Fuente: WHO, November 2011):

  • De la cantidad total de residuos generada por actividades relacionadas con los cuidados sanitarios, alrededor del 80% son residuos generales.
  • El restante 20% es material de riesgo que puede ser infeccioso, tóxico o radiactivo.
  • Cada año se administran aproximadamente 16 000 millones de inyecciones en todo el mundo, pero no todas las agujas y jeringas se procesan de forma adecuada después.
  • Los residuos generados por actividades relacionadas con los cuidados sanitarios contienen microorganismos potencialmente dañinos, que pueden infectar los pacientes hospitalizados, trabajadores sanitarios y la población en general.

Hay varios métodos para hacer de los hospitales y los centros de salud lugares responsables con el medio ambiente. Algunos métodos incluyen un manejo inteligente de los residuos, como limitar la incineración de los mismos, reciclar los residuos sin riesgo de forma responsable y disminuir el consumo de papel con la utilización de los registros médicos electrónicos (RME). Los hospitales y centros de salud pueden ser diseñados y construidos para hacer un uso eficiente de energía limpia y para optimizar el reciclaje.

A pequeña escala, en la práctica médica diaria, se aplican los mismos principios, por ejemplo:

  • Asegurar un uso eficiente y económico de calentadores de agua.
  • Usar agua del grifo en lugar en embotellada cuando sea posible.
  • Asegurar que los cubos de reciclaje estén disponibles y usar papel reciclado.
  • Usar secadores de manos eléctricos en el lavabo.
  • Usar únicamente productos de limpieza y de control de plagas que sean respetuosos con el medio ambiente.
  • Reducir el uso de equipamiento que contenga mercurio como esfingomamómetros, termómetros y termostatos.
  • Mantener un sistema de desechos farmacológicos responsable.
  • Ser líderes comunitarios y dar un buen ejemplo: compartir coche o ir en bicicleta al trabajo, telecomunicar lo máximo posible.
  • Educar pacientes y miembros del equipo sobre la salud y beneficios medioambientales de ser responsables con el entorno.

Estudio de Caso

Nefrología Verde

Green Nephrology‘ (Centro para una atención sanitaria sostenible) es un programa para mejorar la sostenibilidad del cuidado renal. Implantado a través de la Campaña para una Atención Sanitaria más Verde en respuesta a la llamada del NHS (Servicio Nacional de Salud de Reino Unido) para reducir la huella de carbono, el programa financia una “Green Nephrology Fellowship”, donde un residente de nefrología es apoyado para trabajar en mitigación del cambio climático dentro del cuidado renal. El programa Green Nephrology espera promover una atención sanitaria más sostenible a la par que de mayor calidad; todo ello a un costo más bajo.

 

Korea Society for Green Hospitals

En junio de 2013 se inauguró la Sociedad Coreana por los Hospitales Verdes. Es una organización dedicada al crecimiento bajo en carbono en la práctica médica para reducir el impacto ecológico de los hospitales a nivel nacional. Esta sociedad también se centra en animar a los hospitales coreanos a unirse a redes internacionales de hospitales verdes y a preparar planes eficientes de respuesta para la implementación de certificados verdes internacionales.

 

Haciendo las Asociaciones Médicas más Sostenibles

Esto incluye trabajar para reducir la huella de carbono de la cadena de suministro y de sus operaciones diarias. Para ir avanzando hacia prácticas más sostenibles, la AMM y sus miembros se comprometen a desarrollar métodos verdes de trabajo y de reunión.

Para este fin, el Grupo de Trabajo Verde de la AMM ha establecido una Líneas Guía Verdes de forma general:

 

Viaje / Transporte

  • Ahondar en el uso de los transportes compartidos / opciones de taxi para los miembros de la AMM siempre que sea posible
  • Adoptar una política de transporte responsable con el medio ambiente, marcando objetivos para reducir los viajes del personal, especialmente en coche o avión.
  • Animar al uso del transporte público y a desplazarse a pie para el transporte local cuando el tiempo lo permita.
  • Alentar al uso de la bicicleta cuando sea posible.
  • Animar al uso de comunicaciones por vía electrónica, tales como vídeo conferencias como alternativa a las reuniones presenciales.

Disminuir los residuos

  • Cambiar todo el papel estándar de virgen a reciclado.
  • Cambiar a comunicación vía telemática cuando sea posible.
  • Maximizar el uso ecológico de los ordenadores y otro material de oficina electrónico.
  • Asegurar el uso sistemático y ampliado de las papeleras de reciclaje.
  • Cuando se renueven las oficinas, priorizar opciones verdes (luces automáticas, WC de baja descarga, calefacción, etc) cuando sea posible.
  • Maximizar el uso de la energía, usando mejores y más costo-eficientes técnicas.
  • Ahondar en fuentes de energía renovable.
  • Evitar el uso de materiales de construcción de fuentes no sostenibles, dando preferencia a maderas provenientes de bosques gestionados de forma responsable

Aspectos generales

La participación del personal es clave para el éxito de la política previamente descrita. Aunque la responsabilidad última de su implementación sea de la gerencia, todos los miembros del equipo tienen un rol en minimizar los efectos adversos sobre el medio ambiente. Las oficinas deben asegurar que estas políticas están en línea con toda la legislación ambiental de relevancia, y exigir los estándares medioambientales de la más alta calidad a sus proveedores.

 

Mecanismos de seguimiento

Es necesario revisar la huella de carbono de la oficina a través de la evaluación periódica del impacto del usp de papel, de la electricidad, el agua, etc. dentro de la oficina. Es importante nombrar a un miembro del equipo para que coordine la implementación de las propuestas.