Determinantes Sociales

Determinantes sociales de la salud para terminar con las desigualdades


La desigualdad en salud en las personas que viven en el mismo país o en distintos países es importante y constituye un tema de justicia social urgente. Está claro que estas desigualdades en salud son el resultado de las diferencias en las condiciones de vida y el entorno en el que nace, crece, vive, trabaja, envejece y muere una persona. Éstas están influídas por muchos factores sociales, políticos, culturales, medioambientales y económicos. Reconociendo esos determinantes sociales de la salud (DSS), la Asociación Médica Mundial (AMM) adoptó la Declaración de Oslo en 2011. A parte de subrayar la importancia de reconocer la existencia de determinantes sociales, la declaración también propone cómo la AMM puede desempeñar un papel abordándolas a través de la difusión de conocimientos y habilidades clínicas y reuniendo la evidencia de cómo los médicos pueden tratar los DSS.

 

Desigualdades en Salud

Para responder a la preocupación sobre crecientes y persistentes desigualdades en materia de salud, la OMS estableció la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud en 2005, que supone una guía para los Estados Miembros y los programas de la OMS a través de la colección de evidencia sobre los DSS y distintas formas para abordar las desigualdades. El informe final de la Comisión “Subsanar las desigualdades en una generación”  se publicó en agosto de 2008, y en el mismo se incluyen los siguientes datos:

  • El riesgo de muerte materna es 1 de cada 8 en Afganistán y de 1 en cada 17 400 en Suecia.
  • En los suburbios de Manila, hasta el 39 por cierto de niños entre 5 y 9 años ya están infectados con TB – el doble de la media nacional.
  • En Costa Rica, como resultado de las mejoras en atención primaria, la tasa de mortalidad infantil a nivel nacional fue reducida de 60 a 19 por 1000 en niños nacidos vivos entre 1970 y 1985.
  • En Asia, 2,7 % de la población total de 11 países de bajo y medio ingreso se vio sumergida bajo el umbral de la pobreza de $1USD al día, al tener que costearse de su bolsillo la atención sanitaria.
  • En Bolivia, la tasa de mortalidad infantil de los bebés hijos de madres sin educación es 100 por 1000 niños nacidos vivos mientras que la tasa en niños de madres con al menos educación secundaria era de 40 por 1000.

Abordando los Determinantes Sociales de la Salud

El informe evalúa el impacto de los determinantes sociales de la salud y presenta recomendaciones de cambio en la distribución del poder , riqueza y recursos, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida diarias y por último, lograr la igualdad en salud. Se insiste en un enfoque multidisciplinario para lograrlo. Las mejoras sólo en el sector de la salud son insuficientes. Las políticas con el objetivo a largo plazo de mejorar la salud deben incluir a todos los sectores de la sociedad. El informe pide medidas a los gobiernos, sociedad civil, organizaciones internacionales y los que elaboran políticas para tomar medidas a fin de determinar las condiciones en que vive la gente. El informe incluye tres recomendaciones: mejorar las condiciones diarias de vida, abordar la distribución desigual de poder, riqueza y recursos y medir y entender el problema y medir el impacto de estas acciones.

La Asamblea Mundial de la Salud adoptó la resolución “Reducing health inequities through action on the social determinants of health” (Mayo 2009). Dicha Resolución llama a la comunidad internacional, incluyendo los Estados Miembros de la ONU, organismos intergubernamentales, sociedad civil y el sector privado para tomar iniciativa en colaboración con los Estados Miembros de la OMS y del Secretariado de la OMS para medir el impacto de las políticas y programas sobre desigualdades en la salud y tratar los DSS. Por otro lado, las Oficinas regionales de la OMS comisionaron estudios de casos para la Conferencia Mundial sobre Determinantes Sociales de la Salud. Estos estudios de casos presentan buenos ejemplos de acción política que intenta reducir desigualdades en salud, cubriendo un gran abanico de cuestiones incluyendo transferencias de dinero condicional, violencia de género, programas de tuberculosis y salud materno-infantil.

En 2014, la AMM albergó el H20 International Health Summit con la Asociación Médica Australiana, que subrayó la importancia de las DSS y urgió a la comunidad médica a aumentar sus esfuerzos en este área. Actualmente la AMM colabora con la OMS en un eBook que ayudará a mejorar el conocimiento sobre los DSS dentro del personal sanitario.