Enfermedades no transmisibles

Enfermedades crónicas y enfermedades por estilos de vida


Las enfermedades no transmisibles plantean un desafío cada vez mayor para los sistemas de salud. A parte de las enfermedades crónicas contagiadas por infecciones, muchas de las enfermedades no transmisibles (NCD), principalmente las enfermedades cardiovasculares, cánceres, diabetes, obesidad, enfermedades respiratorias crónicas y enfermedades músculo-esqueléticas y trastornos mentales representan una importante amenaza para la salud humana y el desarrollo en el mundo de hoy. Estadísticamente, estos factores NCD son las primeras causas de muerte en el mundo. Las NCD son el resultado de una combinación de diversos factores genéticos, ambientales y en especial de estilos de vida, incluido el tabaquismo, abuso del alcohol, dietas no saludables e inactividad física. Las NCD a menudo se dan en las clases y áreas socio-económicas bajas y son un obstáculo para el crecimiento económico de muchos países.

La carga de las enfermedades NCD es con frecuencia múltiple y crónica y las enfermedades y sufrimiento de la persona importante. Sólo una visión combinada, basada en atención primaria, colaboradora y un enfoque de toda la persona puede tener éxito.

La Asociación Médica Mundial (AMM) aboga por un enfoque completo que relacione a las NCD con los determinantes sociales y económicos de la salud, las condiciones en que la gente nace, crece, vive, trabaja y envejece, al igual que las influencias de la sociedad. Desde el comienzo, los Estados miembros deben abordar las NCD junto con las SDH y las enfermedades transmisibles y no separadamente o como parte de un enfoque vertical.

Control del tabaco

El tabaco es la primera causa de muerte evitable en el mundo y causa millones de muertes en el mundo cada año. El consumo del tabaco afecta cada órgano en el cuerpo y es un factor de riesgo para seis de las ocho principales causas de muerte en el mundo.

El tabaquismo pasivo también es peligroso para la salud y produce enfermedad cardíaca y muchas enfermedades respiratorias y cardiovasculares graves en los adultos, que pueden terminar con la muerte. Aproximadamente 700 millones de niños, o casi la mitad de los niños del mundo, respiran aire contaminado por el humo del tabaco, en especial en sus hogares. No existe un nivel de exposición seguro para el tabaquismo pasivo, solamente los ambientes 100% sin humo representan una protección eficaz.

La función del médico en la cesación del tabaquismo es el de una persona respetada y confiable para crear conciencia y educación entre los pacientes durante la visita médica.

Durante el difícil tiempo de la cesación, los médicos pueden ofrecer a sus pacientes una ayuda regular, tratamiento farmacológico y profilaxis recurrente. Estas actividades aumentan el porcentaje de cesación a 15-20%.

Alcohol y salud

A pesar de los efectos sociales, económicos y sanitarios negativos del consumo nocivo de alcohol, éste sigue siendo un fenómeno común en el mundo. Las distintas cantidades de consumo tienen relación con el desarrollo económico, las normas culturales, la disponibilidad del alcohol y la legislación sobre el alcohol. Por ejemplo, los países con altos ingresos generalmente consumen más alcohol y tienen el más alto nivel de consumo compulsivo. Sin embargo, las consecuencias del consumo nocivo de alcohol se pueden ver en todo el mundo. En realidad, el consumo de alcohol fue responsable de casi 6% de todas las muertes globalmente en 2012. Esto es porque el alcohol es un factor de causa importante de las enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres, además de las lesiones producidas por el alcohol, como los accidentes de tránsito y la violencia (OMS, 2015).

La AMM reconoce los efectos nocivos del excesivo consumo de alcohol, está comprometida a disminuirlo y apoya a sus miembros en sus esfuerzos para promover políticas de reducción de daños, como la Declaración de la AMM sobre la Reducción del impacto mundial del alcohol en la salud y la sociedad y la Declaración sobre el Alcohol. En julio de 2017, la AMM hizo una presentación en el Foro de la Organización Mundial de la Salud sobre Alcohol, Drogas y Conductas Adictivas en el que instó a la elaboración de políticas que aborden el consumo de alcohol y el reforzamiento de los sistemas de salud para tratar la mortalidad y morbilidad relacionada con el alcohol.

NCDs

El reforzamiento de los sistemas de salud y las medidas preventivas eficaces para las enfermedades en general mejorarán la salud, lo que llevará a un mejor tratamiento de las enfermedades transmisibles y no transmisibles de manera simultánea.

Por estas razones, la AMM ha preparado los siguientes mensajes clave para abordar la epidemia de NCD. La AMM insta a:

  • La adopción de una perspectiva global en base a los factores de riesgo comunes. Esta perspectiva también es aplicable a las enfermedades transmisibles.
  • Un enfoque sobre un acceso equitativo a la atención médica como un derecho humano para abordar las diferencias importantes dentro del mismo país y entre países diferentes.