Declaración de la AMM sobre el Acceso de la mujer y el niño a la atención médica


Adoptada por la 49ª Asamblea Médica Mundial, Hamburgo, Alemania, Noviembre 1997, revisada por la 59a Asamblea General de la AMM, Seúl, Corea, Octubre 2008
y  por la 70ª Asamblea General de la AMM, Tiflis, Georgia, Octubre 2019

INTRODUCCION

Durante siglos, las mujeres y las niñas en el mundo han sufrido desigualdad de género y un desequilibrio disparejo de poder entre los hombres y las mujeres. Los prejuicios históricos basados en el sexo, lo que ha llevado a que a las mujeres y a las niñas se las restrinja el acceso al empleo, la educación y la atención médica, entre otros. La desigualdad de género puede producir riesgos para la salud, conductas de salud ineficientes y resultados de salud inferiores para las mujeres y las niñas[1].

Además, en algunos países, se ha impedido a las doctoras y enfermeras, o enfrentan barreras para, ejercer su profesión debido a creencias religiosas o culturales o discriminación basada en el sexo y religión/etnia. La falta de representación y diversidad de género en la profesión médica puede tener como consecuencia que las pacientes y sus niños no tengan acceso igualitario a la atención médica.

El género es un determinante social de salud y los problemas de salud pueden presentarse de manera diferente en los hombres y las mujeres. Es necesario abordar las diferencias en salud y atención médica entre hombres y mujeres, incluidas las dimensiones biológicas y socio-culturales.

La discriminación contra las niñas y las mujeres daña sus expectativas de salud. Por ejemplo, la educación de las niñas tiene un efecto positivo que incide en su salud y bienestar en la edad adulta. La educación también aumenta las probabilidades de que sus hijos sobrevivan a su infancia y contribuye al bienestar general de sus familias. En cambio, la discriminación por prácticas sociales, religiosas y culturales, que limitan la libertad de la mujer para tomar sus propias decisiones y tener acceso a oportunidades de empleo y a la salud, tiene un impacto negativo en las expectativas de salud.

La AMM tiene varias políticas enfocadas en la salud de la mujer y del niño. Estas incluyen: Resolución sobre los Derechos de la mujer a la atención médica y su relación con la prevención de la infección del VIH de madre a hijo, Resolución sobre la Violencia contra las mujeres y las niñas y la Declaración de Ottawa sobre la Salud del niño. Esta declaración enfatiza la importancia del acceso igualitario a la atención médica y los efectos de discriminación contra las mujeres y niños.

 

RECOMENDACIONES

Por lo tanto, la Asociación Médica Mundial insta a sus asociaciones médicas nacionales a:

  • Condenar enérgicamente las violaciones de los derechos humanos básicos de las mujeres y los niños, incluidas las derivadas de prácticas sociales, políticas, religiosas, económicas y culturales.
  • Insistir en los derechos de las mujeres y los niños a tener una atención médica completa y adecuada, en especial cuando las restricciones o discriminaciones religiosas, sociales y culturales puedan obstaculizar el acceso a dicha atención.
  • Abogar por la paridad en las primas y coberturas de los seguros de salud, a fin de asegurar que el acceso de las mujeres a la atención no se vea impedido por tarifas altas prohibitivas.
  • Promover la prestación de atención antes de la concepción, prenatal y materna y postnatal, incluida la vacunación, alimentación para un crecimiento adecuado y desarrollo de atención médica para los niños.
  • Asegurar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva.
  • Promover la salud de las mujeres y niños como derechos humanos.
  • Abogar por oportunidades educacionales, de empleo y económicas para las mujeres y un acceso a información sobre la atención médica y los servicios de salud.
  • Trabajar por el logro del derecho humano a la igualdad de oportunidades e igualdad de trato, independientemente del género.

Referencias:

[1] Men et al, “Gender as a social determinant of health: Gender analysis of the health sector in Cambodia in Cambodia”. World Conference on Social Determinants of Health. World Health Organization. October 2011.

 

Declaración, Declaración
Acceso, Derechos de la mujer, Discriminación sexual, Educación, Mujeres médicos