Se deplora la detención de profesionales de la salud


La Associación Médica Mundial (AMM) y el Comité Permanente de Médicos Europeos (CPME) ha deplorado la detención de cuatro profesionales turcos de la salud por haber proporcionado cuidados médicos a un niño en Turquía, durante un toque de queda

A principios de este mes de agosto, los cuatro profesionales – el Dr. Nesim Sayin y tres enfermeras – fueron detenidos y encarcelados por las autoridades turcas, tras un registro policial al que se procedió en sus casas respectivas. Según la información procedente de sus abogados, proporcionaron cuidados a un niño de 12 años que fue herido en el 2015 en un momento en que se había proclamado un toque de queda y en el que el acceso a los servicios sanitarios era casi imposible. Están ahora encarcelados en la prisión de Şirnak, acusados de proporcionar respaldo a actividades terroristas.

En una carta dirigida al Presidente turco, el Dr. Frank Ulrich Montgomery, Presidente de la AMM y del CPME, ha protestado contra la «detención brutal» de estas cuatro personas.

En la misma se indicaba que había una notable disproporción entre los hechos alegados y las medidas que habían tomado las autoridades turcas. «Somos muy escépticos al pensar que proporcionar cuidados médicos a un niño de 12 años, herido, constituya un delito que plantee una amenaza al órden público, como para justificar esa intervención policiaca.

Estos profesionales de la salud no han hecho sino cumplir con sus deberes, de acuerdo con los principios éticos de asistencia médica. De conformidad con nuestros códigos de ética, la obligación de un médico es la de mostrar el máximo respeto por la vida humana. Por consiguiente, nuestra responsabilidad consiste en proporcionar cuidados sanitarios a todos aquellos que lo necesiten, donde quiera que sea, en situaciones de emergencia.

Penalizar a aquellos que proporcionan asistencia sanitaria a personas heridas es una verdadera aberración, así como una flagrante violación de la ética médica y de los derechos humanitarios.»

El Dr. Montgomery añadió que: «El derecho humanitario internacional, ratificado por Turquía, requiere que los profesionales de la salud proporcionen cuidados médicos y ayuda a todas las personas que lo necesiten, en cualquier circunstancia que se presente. Penalizar estas intervenciones humanitarias es algo espantoso.

Instamos a las autoridades turcas a que reconozcan este hecho, que abandonen inmediatamente los cargos y que pongan en libertad a estos profesionales de la salud.»

Llamado a terminar con la rabia transmitida por el perro en 2030

La Asociación Mundial de Veterinarios (WVA) y la Asociación Médi...

Asamblea General de la AMM 2019

La Asamblea General anual de la Asociación Médica Mundial se cel...