Llamado a terminar con la rabia transmitida por el perro en 2030


La Asociación Mundial de Veterinarios (WVA) y la Asociación Médica Mundial (AMM) han llamado a eliminar totalmente la rabia transmitida por el perro en 2030. Las dos organizaciones se han unido para celebrar el Día Mundial de la Rabia mañana 28 de septiembre en colaboración con la Alianza Mundial para el Control de la Rabia.

Se estima que 60.000 personas mueren a causa de la rabia cada año, que afecta principalmente a los más pobres y niños entre 5 y 15 años. La mayoría de estas muertes, cerca del 97%, son atribuibles a mordeduras de perros. Por lo general, las declaraciones de mordeduras de animales no son requeridas en los países en los que estas mordeduras ocurren con más frecuencia, lo que produce estadísticas de mordeduras de animales que no son fiables.

El Presidente de la WVA, Dr. Johnson S.M. Chiang, expresó: “Para lograr el objetivo de eliminar la rabia transmitida por los perros en 2030, los perros deben ser vacunados y mantenerlos sin rabia. También es necesario una mayor concienciación de la opinión pública con una colaboración más estrecha entre organismos gubernamentales y no gubernamentales”.

“En lugar de aumentar la cantidad de estudiantes en las universidades y la cantidad de puestos de formación de especialidades, optan por alternativas más económicas”.

“Los dueños de perros deben proporcionar a sus animales un buen refugio, alimentación y atención veterinaria apropiada y cumplir con las vacunas contra la rabia aplicadas en establecimientos aprobados. La tenencia responsable de mascotas también incluye el adiestramiento del animal y la sensibilización de la población, en particular de los niños en edad escolar”.

El Dr. Frank Ulrich Montgomery, Presidente del Consejo, afirmó: “Cuando un perro muerde se debe señalar rápidamente al personal de salud y se deben analizar las circunstancias de este hecho para que el profesional pueda decidir la intervención médica a realizar”.

“Cuando un perro muerde a una persona, se debe lavar inmediatamente la herida con jabón y agua, desinfectar con alcohol o yodo, aislar al perro e informar pronto al establecimiento de salud más próximo. Si el virus en la saliva del perro entra en el tejido de la herida, puede causar una encefalitis mortal que no tiene cura posible”.

Asamblea General de la AMM 2019

La Asamblea General anual de la Asociación Médica Mundial se cel...

Profesionales de la salud en el mundo hacen llamado para terminar ataques a hospitales sirios

La Alianza Mundial de Profesiones de la Salud (WHPA) ha condenad...