Mensaje para el nuevo año de la Presidenta de la Asociación Médica Mundial


Quisiera empezar por felicitarlos a todos por sus logros y éxitos durante este año. Mis agradecimientos especiales al Secretariado por todas las maneras en que siguen apoyando a la AMM.

A las puertas de un nuevo año, como médicos debemos seguir asumiendo nuestro papel en defensa del derecho a la salud para las comunidades para las que trabajamos y en especial los más desventajados. Independientemente de donde vivamos, algunos de nosotros no tenemos acceso a una salud de calidad. Tenemos la responsabilidad de cumplir con el papel de defensa necesario para asegurar que nuestros sistemas de salud se refuercen lo suficiente para lograr una cobertura de salud universal. Un área importante de defensa es las condiciones en las que las personas nacen, crecen, viven y trabajan, conocidas también como los determinantes sociales de salud.

Los principios básicos de la ética médica siguen siendo la compasión, competencia y autonomía profesional. Por lo tanto, cada médico debe involucrarse en la defensa de una educación médica de calidad, los niveles éticos más altos posibles y atención en base a evidencia. Al terminar este año, pensamos en  los médicos que trabajan en países como Siria, Somalia, Israel, Palestina, Turquía y otros que luchan por asegurar el acceso a la salud en circunstancias difíciles, a veces con el riesgo de sus vidas y las de sus familias.

En este marco, la AMM está asociada con otros en el proyecto Salud en Peligro del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para defender la protección de los establecimientos de salud y el personal de salud en las zonas de conflicto armado y otras emergencias.

Como médicos y AMNs, debemos ser parte de esta comunidad preocupada. Debemos asegurarnos que observamos nuestros principios éticos, documentar e informar incidentes, apoyar a nuestros colegas que están amenazados y trabajar con otros, a fin de asegurar que los establecimientos de salud, las ambulancias y el personal de salud estén protegidos en casos de conflicto armado y otras emergencias.

La AMM seguirá adelante con su función de defensa del derecho del médico a ejercer su autonomía profesional y el derecho a prestar una atención médica de calidad que necesitan sus pacientes y comunidades.

Por último, al terminar el año, les deseo a ustedes y a sus familias unas felices fiestas y un año nuevo 2014 con mucha salud y éxito.

Dra. Margaret Mungherera
Presidenta
Asociación Médica Mundial