Médicos deben tener papel clave en combate contra el cambio climático


(07.11.2016) La Asociación Médica Mundial enfatizará el papel esencial que los médicos deben tener en la lucha contra el cambio climático cuando comience hoy en Marrakech la próxima ronda de negociaciones sobre cambio climático.

Una delegación de médicos de la AMM asistirá a las conversaciones del Convenio Marco de la ONU sobre Cambio Climático para asegurarse que la salud sea abordada de manera apropiada cuando se establezcan las medidas para implementar el acuerdo de la cumbre de París, realizada el año pasado. Durante la reunión en Marruecos, se abordarán desafíos clave para la salud cuando los delegados debatan cómo tomar las mejores medidas para contribuir a un futuro saludable sostenible y proteger a las comunidades en mayor riesgo del cambio climático.

El Secretario General de la AMM, Dr. Otmar Kloiber, afirmó: “Los delegados de la AMM enfatizarán el papel esencial que pueden y deben tener los médicos para aliviar los efectos del cambio climático en la salud. También instarán a las organizaciones de salud a desinvertir en los combustibles fósiles. Queremos ver que las asociaciones médicas nacionales y otras organizaciones de salud transfieran sus inversiones de empresas que usan energía de origen fósil a las que la generan con fuentes renovables”.

La delegación de la AMM también instará a los gobiernos a reforzar los sistemas de salud pública para mejorar la capacidad de las comunidades a adaptarse al cambio climático. Asimismo, pedirá incluir a las asociaciones médicas nacionales en la planificación de emergencias.

El Dr. Kloiber añadió: “Queremos asegurar que los médicos participen en los planes locales, nacionales e internacionales para combatir el cambio climático. Estamos muy complacidos de constatar que al tratado global del clima negociado por 197 países en París el año pasado se la haya dado la fuerza de legislación internacional, más allá de toda expectativa. Esperamos que esto sea una señal promisoria para Marrakech.  Este acuerdo nos dio esperanzas que los gobiernos del mundo reconocieron las graves consecuencias para la salud que produce el cambio climático. Ahora queremos asegurarnos que esta esperanza se haga realidad”.