Líderes médicos advierten sobre ciberataques a la salud


(24.10.2016) La Asociación Médica Mundial ha advertido que la divulgación de los historiales médicos electrónicos y sistemas de cobranza han hecho que el sector de la salud sea vulnerable a los ciberataques. El sector ahora es un objetivo principal de los delitos a través de esta manera.

La información de hospitales y los sistemas de administración podrían ser puertas de entrada para los delincuentes cibernéticos, lo que pondría en riesgo los historiales médicos y financieros electrónicos de los pacientes. También las imágenes de radiología, sistemas de conferencia, cámaras de vigilancia, aparatos móviles, routers y sistemas de video digital utilizados en procedimientos de monitoreo de salud en línea.

Los delegados de la Asamblea anual de la AMM, realizada en Taipei, advirtieron que esto es una amenaza real para la salud pública. Algunos hospitales son pirateados regularmente y a veces chantajeados para obtener dinero. La Asamblea apoyó una declaración que insta a los gobiernos, legisladores y operadores de sistemas de salud en el mundo a trabajar con las autoridades competentes para anticipar y defenderse de estos ataques.

La declaración estipula que las amenazas a la seguridad cibernética es una realidad desafortunada en tiempos de comunicación digital y van en aumento. Esto representa una amenaza para la salud y el bienestar de la población en general. Un hecho especialmente desconcertante es la amenaza al derecho fundamental del paciente  a la privacidad y seguridad de la información.

La declaración afirma que los procedimientos de seguridad actuales en el sector de la salud no han mantenido el ritmo de la cantidad y magnitud de los ciberataques. A pesar de los peligros, muchas instituciones de salud no cuentan con los recursos financieros, la experiencia necesaria o la voluntad para evitar los ciberataques.

El Prof. Frank Ulrich Montgomery, Vicepresidente del Consejo de la AMM, expresó: “Es vital crear conciencia sobre esta amenaza. Las instituciones de salud, de las consultas más pequeñas a los grandes hospitales, son vulnerables a los ciberataques. Los delincuentes no sólo tienen acceso a las cuentas bancarias y las prescripciones de manera ilegal, pero pueden modificar la información del paciente o interferir en los procedimientos médicos en curso – ambos con consecuencias que amenazan la vida.

“Esperamos que las instituciones médicas implementen urgentemente sistemas que eviten la violación de la seguridad, incluida la formación del personal en el manejo de la información”.