Organizaciones de salud instadas a desinvertir de combustibles fósiles


(22.10.2016) La Asociación Médica Mundial ha instado a las asociaciones médicas nacionales y otras organizaciones de salud en el mundo a transferir sus inversiones de compañías de energías de origen fósil a las que generan energía de fuentes renovables.

En su Asamblea anual en Taiwán, la AMM instó a las organizaciones de salud a “esforzarse para invertir” en empresas que respeten los principios ambientales consistentes con las políticas de las Naciones Unidas y eviten invertir en compañías que no siguen estos principios.

Se adoptó una nueva declaración que pide a las 112 asociaciones médicas nacionales que sigan informando a los científicos, comercios, sociedad civil y gobiernos sobre los beneficios para la salud que implica la reducción de las emisiones de los gases a efectos de invernadero y abogar por la incorporación de la evaluación del impacto en la salud en las políticas económicas.

El Dr. Dong Chun Shin, que presidió el comité de la AMM que elaboró la nueva declaración, expresó: “La evidencia en todo el mundo demuestra que los efectos del cambio climático tienen un impacto importante y a veces devastador en la salud humana”.

“Catorce de los 15 años más calurosos registrados han ocurrido en los primeros 15 años de este siglo. Los vulnerables, como los niños, ancianos, enfermos del corazón o del pulmón y la gente que vive en pobreza, son los más en riesgo de estos cambios. Sin embargo, son las personas menos capaces de adaptarse a las nuevas condiciones”.

“Sabemos que la contaminación del aire por los combustibles fósiles disminuye la calidad de vida para millones de personas en el planeta, lo que es una carga importante de enfermedad, pérdidas económicas y costos para los sistemas de salud. Según la Organización Mundial de la Salud, en 2012 cerca de siete millones de personas murieron debido a la contaminación del aire”.

“En muchas ciudades densamente pobladas, las partículas finas en el aire son 50 veces más que lo recomendado. Las consecuencias para el asma y las enfermedades cardiológicas y respiratorias son considerables. El mundo necesita  transferirse a los proveedores de electricidad que sean renovables”.

La Asociación Médica Británica es una de las primeras asociaciones médicas que revisa sus inversiones con consideración de los combustibles fósiles.

El Dr. Andrew Dearden, tesorero de la BMA y nuevo tesorero de la AMM afirmó: “Tengo el placer de confirmar que ninguna de las inversiones y activos están invertidos en compañías que no respetan los principios ambientales consistentes con las políticas de las Naciones Unidas. La AMM recomienda que todas las asociaciones médicas nacionales revisen sus inversiones tomando en cuenta esto”.

El Dr. Ketan Desai, nuevo Presidente de la AMM, añadió: “Aunque muchos países en desarrollo se apoyan en los combustibles fósiles para su bienestar económico, es necesario que los medios y las maneras evolucionen para substituir los combustibles fósiles por tecnologías alternativas sostenibles asequibles. Esto es muy importante en los países en desarrollo, donde existe la mayor carga para la salud relacionada con los combustibles fósiles”.