Nuevo Presidente de la AMM advierte sobre ataques políticos a la independencia médica


(21.10.2016) El nuevo Presidente de la Asociación Médica Mundial ha advertido sobre los continuos intentos políticos en el mundo de marginalizar la autonomía y la  independencia de la profesión médica.

El Dr. Ketan Desai, ex Presidente del Consejo Médico de India y de la Asociación Médica de India, pronunció su discurso inaugural como Presidente de la AMM en la sesión de apertura de la Asamblea anual en Taiwán.

Dijo a los delegados de más de 40 asociaciones médicas nacionales: “En muchos países como Turquía, India y el Reino Unido hay continuos intentos políticos de eliminar o marginalizar la autonomía y la independencia de la profesión médica, incluido el maltrato y pisoteo de la trinidad de autonomía profesional, independencia clínica y autogobierno”.

“La autonomía profesional no se limita a pedir el privilegio de hacer lo que queramos. Es menos sobre los médicos y más sobre los derechos de los pacientes. Es la garantía de que el médico tenga la libertad de dar su opinión profesional sobre la atención y el tratamiento de sus pacientes, sin influencia indebida de ningún tipo y de ninguna parte por más poderosa que sea”.

“La regulación de la práctica médica, enmarcar las normas de tratamiento estándar en base a pruebas, definir y revisar la negligencia profesional y la educación médica necesitan una independencia profesional vital y un sistema democrático basado en toma de decisiones participativa. La AMM ha estado, está y debe seguir estando contra los intentos de gobiernos de usurpar la independencia profesional a través de burócratas y políticos y hacerlo su “subordinado” como parte de sus planes nefastos”.

Expresó que en una sociedad democrática el autogobierno es un elemento de reparto del poder en forma horizontal y un pilar importante de la sociedad civil y de la democracia misma. “Eliminar el concepto vital de autogobierno no sólo es subordinar un elemento valioso de la democracia, sino terminar por devorar su misma alma”.

El Dr. Desai, urólogo, tendrá el cargo de Presidente de la AMM 2016/17.

En su discurso, el Dr. Desai también pidió más protección para los médicos, ya sea en la guerra o situaciones de conflicto civil. Afirmó que los médicos están bajo constante amenaza a través del mundo.

“Arriesgan sus vidas mientras atienden a sus pacientes de manera comprometida. Mientras por un lado en algunos lugares del mundo los hospitales son bombardeados, las ambulancias, enfermeras y médicos secuestrados o asesinados y los médicos presionados, amenazados y torturados; por otra parte, en otros lugares del planeta, en especial en los países asiáticos, los médicos son agredidos y los establecimientos de salud son atacados y dañados”.

La Convención de Ginebra se practica más infringiéndola que respetándola, lo que termina invariablemente en una violación flagrante de los derechos humanos inviolables.

“Es un compromiso central de los médicos como parte de su deber básico de ayudar a los pacientes con sus conocimientos profesionales sin distinción o discriminación alguna de ningún tipo o magnitud. Para un médico, un paciente no es su amigo ni enemigo. Necesitan protección de la violencia en el trabajo, ya sea en las guerras o situaciones de conflicto civil”.

En un variado discurso, el Dr. Desai también advirtió que la honestidad y la integridad profesional están en riesgo en muchos países porque los médicos prescriben y derivan a los pacientes en base a intereses pecuniarios o sobornos.  La profesión debe ejercerse de manera transparente. Los médicos no deben recibir recompensa financiera u otras consideraciones por derivar a los pacientes a laboratorios, farmacias u ópticas.

Enfatizó en su intervención que quizás ha llegado la hora de considerar seriamente la necesidad de crear una Fuerza de Salud Mundial en el sentido de la Fuerza de Paz Mundial. Puesto que las asociaciones médicas nacionales tienen un gran número de afiliados, podrían crear conjuntamente esta fuerza de salud internacional bajo el auspicio de la AMM.

Concluyó su discurso al alabar las virtudes del yoga, un modo de vida parasimpático. Con el aumento del costo de la salud y la necesidad de una medicina preventiva, el yoga es un método probado para evitar enfermedades y preservar la salud. Es absolutamente no invasivo, suave y relajante, además es rentable. Desde el año pasado las Naciones Unidas adoptaron el 21 de junio como Día Internacional del Yoga.