Las profesiones de la salud piden a los consumidores que detecten los medicamentos falsos


(29.09.2016) ¿Sería usted capaz de distinguir un medicamento auténtico de uno falso? La Alianza mundial de profesiones de la salud (WHPA) está planteando esta importante cuestión a los ciudadanos, a los profesionales sanitarios y a quienes formulan las políticas en un video lanzado hoy que utiliza una función interactiva de YouTube. Se pide a los espectadores que elijan entre dos productos para después mostrarles la consecuencia de su decisión: o la persona se recupera o termina en el hospital.

Este proyecto se ha llevado a cabo bajo la dirección de la Federación internacional de farmacia (FIP). “Estamos viendo un incremento en los medicamentos falsos en todo el mundo y, además, cada vez son más difíciles de detectar a causa de los avances tecnológicos. A través de este vídeo, queríamos que las personas se enfrentaran a una situación en la que a menudo se piensa poco. Queríamos poner en manos de los espectadores la responsabilidad de lo que sucede de manera que se lleven a casa el mensaje de que tienen que pensarlo dos veces antes de tomar una decisión. El objetivo es favorecer una toma de decisiones informada,” ha afirmado el Sr. Luc Besançon, Director general de la FIP.

“Algunas de las consecuencias de los medicamentos falsificados son que no curan, así como la resistencia al tratamiento, la difusión de la enfermedad, lesiones permanentes e incluso la muerte,” según declaraciones de la Dra. Frances Hughes, Directora general del Consejo internacional de enfermeras (CIE). “Tenemos que empoderar a los ciudadanos a través de una alfabetización general en salud y garantizar una mayor participación de la enfermería en las estrategias.”

El vídeo forma parte de un nuevo proyecto de la WHPA, “Counter the counterfeits” (lucha contra las imitaciones), que es el último trabajo de la campaña que la Alianza tiene en marcha ya desde hace tiempo para proteger a las personas frente a los medicamentos y los dispositivos médicos de calidad subestándar o falsificados. Viene con tres conjuntos de medidas animadas que los consumidores, los profesionales de la salud y quienes formulan las políticas en todo el mundo pueden adoptar para deshacerse de los medicamentos falsos y evitar el daño que provocan.

A los consumidores, por ejemplo, se les asesora sobre cómo asegurarse de que los medicamentos que compran en línea son reales y a los profesionales de la salud se les recuerda qué características tienen que inspeccionar en las medicinas. A través del tercer conjunto de medidas, la WHPA insta a quienes formulan las políticas a fortalecer las leyes contra las falsificaciones y a contar con la colaboración de los profesionales sanitarios en las decisiones políticas de manera que estas sean adecuadas para la vida real y haya más probabilidades de que se lleven a la práctica.

“Los pacientes esperan apoyo de los profesionales de la salud en relación con los medicamentos falsos. El proyecto ofrece a los profesionales sanitarios seis medidas sencillas para reducir el daño que pueden provocar estos productos,” según el Sr. Jonathon Kruger, Director general de la Confederación mundial de fisioterapia (WCPT).