Los dirigentes de asociaciones de médicos y enfermeras condenan los ataques sirios contra el personal sanitario


(17.08.2016) Los dirigentes del asociaciones mundiales de médicos y enfermeras han condenado la incesante violencia que se lleva a cabo contra el personal sanitario en Siria y en otros países.

En una declaración conjunta publicada ayer, la Asociación Médica Mundial (AMM) y el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) indican que los ataques persistentes y selectivos contra médicos, enfermeras, personal médico de urgencia y demás trabajadores de asistencia sanitaria en Siria han alcanzado unos niveles sin precedentes, algo que debería alarmar al mundo entero.

Estas dos organizaciones han confirmado su respaldo a la resolución de la ONU n° 2268, que pide el paro inmediato de las hostilidades en Siria, así como el respeto a unos ceses al fuego que permitan contar con el tiempo suficiente para proporcionar ayuda humanitaria.

La AMM y el CIE declaran: "Nosotros, en la comunidad sanitaria internacional, tenemos la obligación de expresarnos y de instar a los dirigentes políticos a que hagan respetar una tregua inmediata para proteger a los centenares de miles de victimas inocentes que se encuentran atrapados en esta matanza."

El Dr. Ardis Hoven, Presidente de la AMM, señaló que : "Los informes diarios que se reciben sobre incidentes violentos contra el personal sanitario, las infraestructuras médicas y las personas heridas, es algo que desespera a la comunidad mundial. El asesinato de enfermeras y médicos resulta ser una atrocidad. La espeluznante verdad es que los médicos y las enfermeras constituyen un blanco específico en este conflicto armado, de forma tal que se convierte en una situación casi increíble."

El Dr. Frances Hughes, Presidente y director ejecutivo del CIE, indicó a su vez que: "El respeto de los servicios sanitarios constituye uno de los valores fundamentales del derecho humanitario internacional y del derecho humano a la salud. Los ataques contra las enfermeras, los médicos y las instalaciones de asistencia sanitaria en Siria  -y en otras naciones en conflicto armado- han de cesar inmediatamente, para que se pueda seguir proporcionando los cuidados médicos que necesitan sus poblaciones."

La AMM y el CIE vienen expresando desde hace mucho tiempo su postura de condena contra los ataques perpetrados contra los profesionales de los servicios sanitarios. Ambas organizaciones respaldan el proyecto del Comité Internacional de la Cruz Roja La asistencia sanitaria en peligro. El CIE es asimismo miembro de la Coalición general para proteger la salud en los conflictos armados.