AMM deplora duro tratamiento a refugiados y migrantes


(30.04.2016) La Asociación Médica Mundial ha deplorado la reticencia de muchos países a ofrecer ayuda a los refugiados y migrantes.

Reunidos en Buenos Aires, Argentina, en el Consejo de la AMM los líderes médicos expresaron que el levantamiento de barreras no es la solución a esta crisis. Aprobaron una resolución que condena las circunstancias que producen en los que se mueven entre países más miseria con un fin incierto y declararon “El concepto de tratar a los migrantes cruelmente logrará disuadir a los futuros migrantes es a la vez absurdo e inhumano”.

Los delegados de 35 asociaciones médicas nacionales también deploraron la estigmatización, intolerancia y prejuicio en algunos medios del mundo cuando informan sobre el tema de los refugiados y migrantes. Exigieron que los medios aborden este tema con honestidad e integridad y reflejen adecuadamente las preocupaciones humanas que enfrentan los migrantes y refugiados.

Se instó a los gobiernos y autoridades locales a asegurar un acceso adecuado a la salud y a condiciones de vida apropiadas para todos, independientemente de su condición legal. Reafirmó la política de la AMM que estipula que los médicos tienen el deber de prestar atención médica adecuada, sin considerar el estado civil o político del paciente y los gobiernos no deben negar a los pacientes el derecho a recibir dicha atención, ni tampoco deben interferir con la obligación del médico de administrar un tratamiento en base a la necesidad clínica solamente.

El Presidente de la AMM, Sir Michael Marmot, dijo: “Estamos muy preocupados por los problemas de salud que tienen los migrantes y refugiados, con largos períodos de mala alimentación y una espantosa falta de vivienda. Por esto exigimos que los países de destino aseguren que los migrantes y refugiados tengan acceso a los servicios médicos a la par con la población establecida. En particular, deben tener acceso a servicios de salud mental adecuados para tratar el estrés post traumático y otros trastornos psicológicos”.

“Reconocemos las presiones en las comunidades locales para hacer frente a una cantidad importante de migrantes y refugiados. Pero creemos que se debe hacer más de parte de los gobiernos y organismos internacionales con estas presiones y apoyar, incluso financieramente, como prioridad”.

Vea al Resolución del Consejo sobre los refugiados y los migrantes