AMM condena prisión de dos médicos jóvenes


(29.10.2015) La Asociación Médica Mundial ha condenado la decisión de un tribunal turco para encarcelar a dos jóvenes médicos por dar los primeros auxilios a las personas heridas durante las manifestaciones del Parque Gezi en Estambul hace dos años.

Los dos médicos fueron sentenciados la semana pasada a 10 meses de prisión. Su delito fue dar los primeros auxilios a los manifestantes que se habían refugiado en una mezquita de Estambul. Fueron acusados de "ensuciar un templo", mientras prestaban servicios de atención médica y fueron incluidos en un recurso interpuesto contra más de 250 personas por “tomar partido con los delincuentes por prestar los primeros auxilios a los manifestantes ".

El Presidente  de la AMM, Sir Michael Marmot, dijo: "Como miembros de la comunidad médica internacional, estamos muy preocupados por las condenas punitivas que se han impuesto a estos dos médicos. Los médicos nunca deben ser castigados por cumplir con su deber profesional de proporcionar atención sin  discriminación a las personas necesitadas. Hemos instado repetidamente a las autoridades turcas a poner fin a esta situación inhumana de arrestar y encarcelar a los profesionales de la salud que atienden a los enfermos y heridos”.

"Las autoridades turcas tienen la obligación de respetar el sagrado deber de los médicos de atender a los necesitados y defender el derecho a la salud en todo  momento. Estos médicos jóvenes simplemente seguían el las normas internacionales de ética médica al prestar atención médica de emergencia a los que la necesitaban”.

"Los médicos deben ser capaces de ejercer su profesión sin ningún temor o intimidación en Turquía y en todas las otras partes del mundo. Ellos deben ser capaces de ayudar a cualquiera en cualquier parte sin distinción alguna. Estos médicos han seguido su creencia de que su primer principio debe ser la prestación de atención médica y la salvación de la vida. Instamos a las autoridades turcas pertinentes a respetar estos principios y a reconsiderar estas condenas”.