Líderes médicos instan a los gobiernos a proteger la atención médica


(20.04.2015) La Asociación Médica Mundial insta a los gobiernos del mundo a asegurar que los varios acuerdos comerciales principales que están negociando protejan, promuevan y prioricen la salud pública y la prestación de la atención médica. La AMM también expresó sus reservas sobre el nivel  del secreto en estas discusiones sobre los acuerdos, que ha descrito como antidemocrático.

En su reunión del Consejo realizada en Oslo este fin de semana, los líderes de la AMM aprobaron una resolución en que aceptan el objetivo de los acuerdos comerciales de producir beneficios económicos, pero pidieron garantías firmes sobre cuatro nuevos acuerdos – Trans Pacific Partnership, Trans Atlantic Trade and Investment Partnership, Trade in Services Agreement y Comprehensive Economic and Trade Agreement.

La resolución añade que un mecanismo propuesto para que los inversores presenten litigios contra los gobiernos podría utilizarse para cuestionar las leyes de salud pública en base a evidencias, incluido el empaquetado genérico del tabaco y podría amenazar el control del tabaco, del alcohol, regulación de alimentos y bebidas, acceso a medicamentos, servicios de salud y protección ambiental y mejoramiento del cambio climático. Estos  desafíos pueden afectar los esfuerzos para mejorar la salud, enfrentar los determinantes sociales de la salud  y por último dañar a los pacientes.

El Presidente de la AMM, Dr. Xavier Deau, dijo: “Pedimos a nuestras asociaciones médicas nacionales que insten a sus gobiernos a asegurar que estos acuerdos comerciales no interfieran con la capacidad de los gobiernos de regular la salud y la atención médica o garantizar el derecho a la salud para todos. Queremos que los gobiernos se opongan a disposiciones y mecanismos que comprometan el acceso a los servicios de salud o a los medicamentos”.

“La negociación de estos acuerdos ha sido uno de los secretos mejor guardado de nuestro tiempo. Se ocultan del público y de los parlamentos documentos de negociación. Mientras este secreto continúe, la profesión médica tiene todo el derecho a ser cautelosa y suspicaz. Estos acuerdos no deben interferir con la capacidad de los gobiernos de regular la salud o la atención médica o garantizar el derecho a la salud para todos”.