AMM advierte sobre clasificación de anestésico esencial en categoría de medicamentos controlados


(06.03.2015) La Asociación Médica Mundial  insta a sus 111 asociaciones miembros hacer lobby ante sus gobiernos para oponerse a la clasificación del anestésico ketamina en la categoría de medicamentos controlados.

La Comisión de Estupefacientes de la ONU votará el próximo viernes (13 de marzo) la clasificación de la ketamina por la preocupación de que se utilice como droga recreacional ilícita en muchos países. Pero la AMM advierte que si se clasifica como medicamento controlado, se impedirá su uso en muchos países pobres en los que es la única alternativa para aliviar el dolor en cirugías.

El Dr. Xavier Deau, Presidente de la AMM, dijo: “Entendemos que la Comisión de Estupefacientes de la ONU esté preocupada sobre el uso de la ketamina como droga recreacional. Sin embargo, la medida que propone hará que el medicamento no esté disponible y aumente el nivel de sufrimiento para las personas en las circunstancias clínicas más difíciles”.

“Sabemos por experiencia con otros anestésicos, en especial los medicamentos para el dolor, que la clasificación de fármacos evita efectivamente su uso y que los pacientes en los países pobres y zonas rurales no pueden recibir tratamiento con dichos medicamentos. De manera que esto es posible que empeore la falta de drogas para anestesia en muchos establecimientos de salud en el mundo”.

La Organización Mundial de Salud se opone firmemente a la clasificación de la ketamina. Pero la AMM teme que la Comisión de la ONU no tome en cuenta esta opinión. Ahora ha escrito a todas  las asociaciones médicas nacionales miembros para pedirles que contacten a sus gobiernos a fin de que se opongan al cambio.

La AMM afirma que el alivio del dolor es parte importante de la atención médica y defiende vehementemente que estos medicamentos estén disponibles. Recomienda  luchar contra el uso ilícito de la ketamina con un control más estricto de la disponibilidad de este anestésico por parte de la industria farmacéutica y con la aplicación y el cumplimiento de la legislación sobre la prescripción de fármacos.

La AMM es respaldada por la Asociación Veterinaria Mundial que también se opone a este cambio. En su comunicado de hoy el Dr. René Carlson, Presidente de la WVA declaró: “La ketamina es esencial para el uso veterinario porque es el único anestésico inyectable que es seguro y está bien probado para toda la variedad de especies que tratan los veterinarios. Esto incluye animales domésticos grandes y pequeños, las mascotas de los niños y animales de laboratorio, animales salvajes y de zoológicos, al igual que pájaros y reptiles. Es utilizada de manera segura por prácticamente cada veterinario en el mundo. Ha sido usada de manera segura como medicamento únicamente con prescripción”.

“La clasificación de la ketamina restringiría su disponibilidad en el mundo, lo que tendría peligrosas consecuencias para la salud y el bienestar de los animales, como para la salud pública también. Tendría un impacto económico para la producción en la agricultura, afectaría los esfuerzos unidos de las profesiones médica y veterinaria para controlar una amplia gama de enfermedades zoonóticas  emergentes o que vuelven a aparecer en el ambiente humano-animal. Varias de estas enfermedades (como el ébola) pueden transformarse en pandemias, en especial las que tienen su origen en la vida salvaje. Como los veterinarios pueden administrar ketamina con inyecciones a través de dardos, contribuye a la seguridad del profesional cuando es necesario acercarse a un animal peligroso. Sin la ketamina habría muchas dificultades para implementar programas en terreno en la epidemiología o medicina de conservación , por ejemplo las muestras de sangre y el seguimiento con collares de transmisión electrónica”.