AMM celebra fuerte declaración sobre violencia contra la salud


(22.12.2014) El Presidente de la Asociación Médica Mundial, Dr. Xavier Deau, celebró la reciente resolución de la Asamblea General de la ONU, “Salud mundial y política exterior”, que insta a los gobiernos a tomar medidas para velar por la seguridad del personal de salud.

“Me  alegro de que estemos terminando el año con la declaración más fuerte de la ONU sobre el tema de las agresiones al personal de salud”, expresó. “El año pasado ha habido más muertos y heridos entre el personal de salud cuya única labor ha sido atender a los pacientes en circunstancias a menudo extremadamente difíciles”.

Dijo que ya sea en condiciones de guerra o de paz, los establecimientos de salud deben estar libres de violencia. Nunca deben ser atacados y el personal de salud nunca debe ser amenazado o intimidado. La resolución de la ONU va en la misma dirección de las recientes iniciativas del Comité Internacional de la Cruz Roja y de la Organización Mundial de la Salud para proteger a la salud de la violencia, lo que es firmemente apoyado por la AMM.

El Dr. Deau añadió: “Aunque esta resolución es un paso en la dirección correcta – paso por el que la AMM ha hecho lobby – se necesita hacer aún mucho más”.

“Es importante que el próximo año sigamos monitoreando estos ataques en donde ocurran y recopilar información, de manera que los gobiernos y otras partes en conflicto puedan realizar esfuerzos al máximo para proteger al personal de salud, sus instalaciones y a los pacientes. De este modo podremos ayudar a presentar a la justicia a los responsables de estos terribles ataques”.

“Los líderes de la cumbre del G20, realizada el mes pasado, reconocieron la necesidad de abordar el ébola y reforzar los sistemas de salud. Esto requiere de un entorno seguro para el personal de salud y las personas que necesitan atención. En la cumbre de la AMM H20 se presentaron los desafíos de la salud en los conflictos armados y las peligrosas tareas que realizan de las organizaciones de ayuda, como el CICR”.

“A menos que los gobiernos y otras partes del conflicto tomen medidas inmediatas, los sistemas y establecimientos de salud en el mundo estarán más debilitados y como lo hemos visto con el ébola en Africa occidental, esto puede tener consecuencias catastróficas para el mundo.”