AMM llama a liberar a profesionales de la salud detenidos en Baréin


(27.11.2014) La Asociación Médica Mundial ha expresado a través de una carta enviada al Rey de Baréin su preocupación por dos médicos y un enfermero detenidos en Bahréin.

El Dr. Xavier Deau, Presidente de la Asociación Médica Mundial, escribió: “Queremos expresar nuestra gran preocupación por la situación particular del Dr. Ali ‘Issa Mansoor al-‘Ekri, cirujano pediatra ortopédico consultor, detenido en marzo de 2011 en el hospital de Salmaniya y que fue condenado a cinco años de cárcel por la Alta Corte de Apelaciones Penal en Manama, en junio de 2012. Según Amnistía Internacional, el Dr. Al-Ekri está preso solo por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión y reunión y como tal es un  preso de conciencia. Por lo tanto, lo instamos a liberarlo de inmediato e incondicionalmente”.  

“También queremos referirnos al caso del enfermero Ebrahim ‘Abdullah Ebrahim al-Dumestani y del Dr. Saeed Al-Samahiji, ambos detenidos también y que se espera sean liberados en abril y julio de 2015, respectivamente. Amnistía Internacional los considera como presos de conciencia”.

Las condenas de prisión del Dr. Ali’Issa Mansoor y Ebrahim ‘Abdullah Ebrahim al-Dumestani fueron dictadas después de la detención y juicio de 20 profesionales de la salud durante los eventos de marzo y abril de 2011. El Dr. Saeed Al-Samahiji fue detenido el 1 de julio y cumplió una condena de un año por “insultar al Rey de Baréin”.

El Dr. Deau añade en su carta: “La Asociación Médica Mundial está extremadamente preocupada por estas prácticas que afectan el derecho fundamental a la libertad de expresión de los profesionales de la salud. Los derechos humanos internacionales estipulan el derecho de conciencia y de expresión. El Reino de Baréin ratificó el Convenio Internacional sobre los Derechos Civiles y Políticos en septiembre de 2006, en el que estableció su consentimiento a respetar lo estipulado en el Convenio. Queremos enfatizar en particular el artículo 19 (2) del Convenio que establece que “Toda persona tiene el derecho a la libertad de expresión, este derecho incluye la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de todo tipo, sin consideración de limitaciones, ya sea de forma oral, escrita o impresa, de forma de arte o cualquier otro medio de su elección”.

“Instamos a las autoridades de Baréin a volver a considerar los casos, con la debida mirada a la humanidad y justicia aparentemente negada, de estos tres profesionales de la salud en el marco de los compromisos establecidos y recomendar su liberación incondicional e inmediata”.