Asociación Médica Mundial adopta nuevas normas sobre tratamientos estéticos


(11.10.2014) La Asociación Médica Mundial  ha adoptado nuevas normas  sobre tratamientos estéticos.

Durante la Asamblea anual de la AMM celebrada en Durban, Sudáfrica, los delegados adoptaron una declaración en la que expresan su preocupación porque en muchos países los tratamientos estéticos no están regulados adecuadamente, en particular cuando se trata de niños. Adoptaron nuevas normas, principalmente para los médicos, en las que se advierte que muchos tratamientos incluyen riesgos y pueden afectar potencialmente la salud del paciente.

Las normas afirman que “la imagen  del cuerpo afecta la autoestima  y la salud mental de la persona y es parte integral de su salud y bienestar. Sin embargo, las imágenes de “cuerpos perfectos” en los medios de comunicación se han generalizado, de modo que alguna gente idealiza imágenes de cuerpos que no son reales ni saludables”.

El Dr. Xavier Deau, Presidente de la AMM, dijo; “Este tipo de tratamiento se ha vuelto muy común en los últimos años, ya que los jóvenes se preocupan mucho del aspecto físico. Se trata de un tratamiento o cirugía no para una lesión o deformidad, sino por razones no terapéuticas, con el único fin de cambiar el aspecto físico de una persona. Nos preocupa mucho en especial en los niños que son vulnerables, ya que sus cuerpos no se han desarrollado completamente”.

Las normas afirman que los menores pueden necesitar o beneficiarse con una cirugía plástica, pero los procedimientos estéticos puros no deben realizarse en menores. La declaración dice: “Si en casos excepcionales se debe realizar un tratamiento estético en un menor, se debe hacer sólo con especial cuidado y consideración y solamente si el objetivo del tratamiento es evitar atención negativa, en lugar de lograr una atención positiva”.

El Dr. Deau agregó: “También hemos dicho que la publicidad y comercialización de los tratamientos estéticos nunca deben estar dirigidas a los menores de edad”.

Las normas también afirman que estos tratamientos los realizan profesionales con diferentes grados de educación y conocimientos clínicos y que sólo deben ser efectuados por profesionales con conocimientos, competencias y experiencia suficientes en las intervenciones realizadas. Por lo tanto, todos los profesionales deben estar registrados o tener licencia de una autoridad nacional reguladora apropiada. Idealmente, el profesional también debe estar autorizado por dicha autoridad a realizar estos tratamientos estéticos específicos.