El paciente primero: cinco organizaciones de salud firman marco de consenso para colaboración ética


(13.01.2014) 

  • Confianza y respeto son esenciales para avanzar en salud
  • Basado en principios compartidos, el marco de consenso pone al paciente en primer lugar, apoya la investigación e innovación éticas, asegura la independencia y la conducta ética y promueve la transparencia y responsabilidad
  • Enfatiza la buena práctica para los diferentes grupos que colaboran para avanzar en la salud del paciente

Ginebra - Cinco organizaciones mundiales de salud han establecido un marco de consenso para colaboración ética que busca entregar más beneficios a los pacientes y respaldar la atención médica de calidad. Derivado de los códigos de práctica ética y las posiciones en salud de las cinco organizaciones, este marco está basado en cuatro principios generales:

  • El paciente primero
  • Apoyo a la investigación e innovación éticas
  • Asegurar la independencia y conducta ética y
  • Promover la transparencia y responsabilidad

Las cinco organizaciones son la Alianza Internacional de Organizaciones de Pacientes (IAPO), el Consejo Internacional de Enfermeras (ICN), la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA), la Federación Internacional Farmacéutica (FIP) y la Asociación Médica Mundial (AMM).

Avanzar en el conocimiento médico y mejorar la salud dependen de compartir información de manera regular entre todos los asociados. Aunque los códigos de práctica individuales regulan las actividades de cada grupo, este amplio marco de consenso se aplica a gran parte de la comunidad médica para incluir interacciones entre pacientes, enfermeras, farmacéuticos, médicos y la industria de la salud.

“Asegurar una conducta ética, transparencia y responsabilidad es clave en la creación y prueba de los medicamentos y otras tecnologías de salud”, dijo Marie-Paule Kieny, asistente del Director General para los sistemas de salud e innovación de la Organización Mundial de la Salud. “Instamos a todas las organizaciones involucradas a considerar maneras de elaborar mecanismos de monitoreo que puedan llevar a la práctica estos principios”.

El marco de consenso para la colaboración ética entre las organizaciones de pacientes, profesionales de la salud y la industria farmacéutica se puede consultar aquí.