Turquía: expertos internacionales advierten sobre la penalización de la atención médica independiente en urgencias


(09.12.2013) Ginebra -  El Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la salud, Anand Grover y la Asociación Médica Mundial (AMM) instaron hoy a la Gran Asamblea Nacional de Turquía (Meclis) a reconsiderar un proyecto de ley que penalizará la prestación de atención médica por parte de médicos independientes cualificados durante las urgencias después de la llegada de una ambulancia estatal.

“Si es adoptado, el Artículo 33 tendrá una grave consecuencia en la disponibilidad y accesibilidad de la atención médica de urgencia en un país con catástrofes naturales y una democracia con manifestaciones”, expresó el Relator Especial Grover.

“Aplicar leyes y políticas que penalicen la prestación de atención médica a la gente que desafía a las autoridades estatales, como manifestantes políticos, disuadirá al personal de salud de prestar servicios por miedo a ser procesados”, advierte Grover que cita su último informe* a la Asamblea General de la ONU sobre el goce del derecho a la salud en situaciones de conflicto. “La aplicación de dichas leyes y políticas también disuadirá a otros segmentos de la población a solicitar servicios de salud por miedo a ser sospechosos de participar en las manifestaciones”, enfatizó.

“La sola presencia de las ambulancias será considerada como razón para no sólo evitar la atención médica de urgencia por parte de médicos independientes competentes, sino para procesarlos y condenarlos hasta 3 años de cárcel y a una fuerte multa administrativa por actuar conforme al Código de Etica Internacional para prestar atención a los que la necesitan”, expresó el Secretario General de la AMM, Otmar Kloiber.

El Dr. Kloiber agregó “en tiempos de urgencias, de terremotos, inundaciones a protestas y manifestaciones, los estándares internacionales para la atención médica de urgencia se basan en la necesidad médica de los heridos y enfermos, más que en la presencia de transporte médico oficial”.

Los dos expertos hicieron notar que los estándares médicos y de derechos humanos internacionales dejan en claro que es un deber humanitario de los médicos, enfermeras, paramédicos y otro personal de salud prestar atención de urgencia a los que la necesitan. “Deben poder llevar a cabo sus responsabilidades profesionales sin interferencia o miedo a represalias”, expresaron.

El Relator Especial y la AMM han escrito individualmente al Gobierno turco para expresar su gran preocupación por lo establecido en el Artículo 33 del proyecto de ley. “Instamos al Meclis a considerar el derecho del pueblo turco a atención de urgencia y asegurar el respeto de la ética médica y la independencia del personal de salud en Turquía”.

“Esperamos que los parlamentarios hagan lo correcto con el Artículo 33 y lo eliminen como debe ser”, expresaron los expertos.

* Lea el informe del Relator Especial sobre el derecho a la salud y las situaciones de conflicto: http://www.ohchr.org/EN/Issues/Health/Pages/AnnualReports.aspx