Profesionales de la salud reiteran demanda de cese del fuego a dirigentes sirios


(30.05.2012) Después de la trágica masacre de más de 100 civiles en la ciudad de Houla, la Asociación Médica Mundial se ha unido a otras organizaciones médicas para publicar una carta abierta al líder sirio Dr. Bashar al-Assad "en su calidad de miembro de la comunidad médica" en la cual lo insta a ordenar a sus tropas poner fin a todos los ataques.

En una carta conjunta al Dr. Assad, la Asociación Médica Mundial, la Asociación Médica de Estados Unidos y Physicians for Human Rights, se expresa que los ataques a los hospitales, médicos y pacientes en Siria son una clara violación del principio universal de neutralidad médica. Esto requiere no interferir con los servicios médicos en tiempos de conflicto armado y un trato no discriminatorio de los enfermos y heridos.

En un llamado al Dr. Assad como profesional de la salud, la carta expresa: "como miembro de la comunidad médica, esperamos que respete esta obligación y ordene a los militares poner término a todos los ataques a hospitales, establecimientos y vehículos médicos, médicos, enfermeras y pacientes. Al mismo tiempo, hacemos un llamado a todas las partes del conflicto actual a respetar el principio de neutralidad médica y comprometerse a proporcionar tratamiento médico de emergencia a todos los ciudadanos sin discriminación".

Los autores de la carta, incluido el Presidente de la AMM Dr. José Gomes do Amaral, dicen que escribieron al Dr. Assad como profesionales de la salud, como sanadores que están comprometidos ética y moralmente con el deber de atender a los que lo necesitan y le piden proteger el derecho a la salud en Siria.

El mundo ha tenido informes sobre las fuerzas de Gobierno que han negado a civiles heridos un tratamiento médico imparcial, invadido, atacado y mal utilizado hospitales, atacado e impedido el transporte médico y detenido y torturado a médicos por atender a civiles heridos.

En respuesta, el personal médico valiente ha arriesgado sus vidas para atender a las víctimas de la violencia, a familias cuyos hogares han sido bombardeados de manera indiscriminada con artillería moderna, a civiles inocentes heridos cuando trataban de protegerse del fuego de francotiradores.

Estos profesionales de la salud no han olvidado su promesa de no hacer daño a la gente que tratan. Durante más de 2.300 años, esta obligación ética y moral de atender a los enfermos y heridos sin discriminación ha unido a la comunidad médica en el mundo. Este compromiso nos lleva a hablar por los heridos y por los que los ayudan.

El Dr. Gomes do Amaral dijo: "Hacemos un llamado al Dr. Assad para que termine con los ataques a los hospitales, médicos y pacientes en Siria. A los médicos se les debe permitir cumplir con su deber ético de atender a los pacientes".

El Dr. Mukesh Haikerwal, Presidente del Consejo de la AMM, agregó: "El Consejo de Seguridad de la ONU ha declarado que atacar a colegios y hospitales es una violación del derecho humanitario internacional. Los responsables de las últimas atrocidades deben ser presentados a la justicia".

Los tres firmantes de la carta son el Dr. Jose Gomes do Amaral, Presidente de la Asociación Médica Mundial, el Dr. Robert Lawrence, Presidente de Physicians for Human Rights y el Dr. James L. Madara, Director General y Vicepresidente Ejecutivo de la Asociación Médica de Estados Unidos.