Asociación Médica Mundial reitera sus políticas sobre las huelgas de hambre


(10.05.2012) En el contexto de las huelgas de hambre en varias regiones del mundo, incluida Israel y Bahréin, la AMM reitera hoy sus políticas sobre las huelgas de hambre, establecidas en su Declaración de Tokio y la Declaración de Malta. Ha enfatizado nuevamente la inaceptabilidad de la alimentación forzada.

En el caso de los palestinos en huelga de hambre en Israel, cita la solicitud de la Asociación Médica de Israel para que los huelguistas tengan acceso a la atención fuera del sistema de prisión cuando sea necesario. En Israel, los detenidos palestinos han estado en huelga de hambre en masa desde el 17 de abril y piden que las visitas de familiares de Gaza se vuelvan a autorizar y poner fin a la detención en aislamiento.

El Dr. Mukesh Haikerwal, Presidente del Consejo de la AMM, expresó:

"La posición de la AMM sobre las huelgas de hambre es muy clara. La Declaración de Tokio estipula que "En el caso de un prisionero que rechace alimentos y a quien el médico considera capaz de comprender racional y sanamente las consecuencias de dicho rechazo voluntario de alimentación, no deberá ser alimentado artificialmente". La Declaración de Malta establece que la alimentación forzada nunca es éticamente aceptable y la presión es una forma de trato inhumano y degradante.

La Asociación Médica de Israel ha declarado que su posición sobre las huelgas de hambre corresponde totalmente con la Declaración de Malta de la AMM y que los detenidos tienen la libertad de elegir a ser alimentados o recibir tratamiento médico.

Entretanto, el Comité Internacional de la Cruz Roja pide que seis detenidos en riesgo de muerte sean trasladados al hospital sin demora, a fin de observar su estado.

En Bahréin, un conocido activista, Abdulhadi Al-Khawaja, ha estado en huelga de hambre durante varios meses en protesta por su detención por manifestaciones contra el Gobierno.