Se insta a los Gobiernos de Bahréin y Siria a proteger la atención médica


(28.04.2012) La Asociación Médica Mundial ha instado a los Gobiernos de Bahréin y Siria a cumplir con sus obligaciones  de proteger a todos sus ciudadanos y residentes de interferencia, intimidación o agresiones durante los conflictos armados que afectan a sus países. Esta protección debe incluir a los manifestantes políticos, pacientes y personal de la salud y todos los establecimientos de salud y su personal.

En su reunión del Consejo, la AMM adoptó una resolución de urgencia después que sus miembros expresaran su gran preocupación sobre los conflictos en Siria y Bahréin, en los que médicos han sido asesinados y heridos mientras atienden a pacientes.

El Dr. José Gomes do Amaral, Presidente de la AMM, dijo: "Denunciamos estas asombrosas agresiones a médicos, personal de la salud y pacientes. Cada vez que un médico es secuestrado, agredido o asesinado, se daña la prestación de la atención médica, a menudo es eliminada del todo y los pacientes sufren. Son los segmentos más marginalizados de la comunidad los que tienden a verse más afectados".

"Los gobiernos tienen la obligación de asegurar que los establecimientos de salud y los que allí trabajan puedan funcionar en seguridad y sin interferencia del Estado. En los lugares donde no existan estos servicios por inacción del Gobierno, éste debe ser declarado responsable".

"Lo que se necesita con urgencia es que los gobiernos de Siria y Bahréin inicien negociaciones importantes cuando dichas agresiones sean posibles, probables o ya estén sucediendo para detener las agresiones y proteger las instituciones y sus ocupantes. Los médicos y otro personal de salud deben ser considerados neutrales en los conflictos armados, consideramos que todas las agresiones deben ser investigadas adecuadamente y los responsables de las violaciones de los Convenios y Protocolos de Ginebra deben ser presentados a la justicia".

El Consejo de la AMM también expresó su total apoyo y cooperación al proyecto del Comité Internacional de la Cruz Roja "Salud en Peligro", para promover la seguridad en la prestación de la atención médica en las zonas de conflicto armado.