AMM hace un llamado al rey de Bahrain por juicio de profesionales de la salud


(16.09.2011) La Asociación Médica Mundial ha lanzado un llamado directamente al Rey de Bahrain para que intervenga en el caso de 20 profesionales de la salud sometidos a un juicio en el país después que prestaron atención médica a manifestantes heridos durante las recientes protestas políticas.

En una carta enviada al Rey Shaikh Hamad bin `Issa Al Khalifa la AMM lo insta a realizar de inmediato una investigación independiente sobre las acusaciones de tortura y otros maltratos contra algunos de los profesionales de la salud y otros detenidos en Bahrain para que haga públicos los resultados y traducir en justicia a los responsables de las torturas y otros maltratos de los detenidos.

La AMM agrega que la confesión obtenida bajo tortura no debe ser presentada y utilizada como evidencia en el juicio de los 20 profesionales de la salud, ni en  ningún otro juicio en Bahrain.

Los profesionales de la salud, incluidos algunos médicos, serán presentados ante una corte militar el 26 de septiembre acusados de participar en intentos de derrocar la monarquía de Bahrain y participar en manifestaciones ilegales.

La AMM cree que si el personal de la salud es declarado culpable, podría ser prisioneros de conciencia.

En la carta, que también fue enviada al Ministro de Desarrollo Social y el Ministro de Justicia y Asuntos Islámicos de Bahrain, la AMM afirma que según Amnistía Internacional el juicio no parece cumplir con las normas internacionales relativas a un proceso justo.

"Estamos muy preocupados porque, a pesar de las acusaciones presentadas contra ellos, al parecer estos profesionales de la salud han sido enjuiciados sólo por sus esfuerzos pacíficos para prestar atención médica a gente herida por fuerzas gubernamentales durante las protestas populares de febrero y marzo, en cuyo caso los detenidos serían prisioneros de conciencia y deben ser liberados de inmediato e incondicionalmente".

"Todo el personal de la salud debe ser protegido y apoyado en sus responsabilidades morales, éticas y profesionales de prestar atención a los enfermos y heridos. Hacemos un llamado para que sea justo en este asunto".