Asociación Médica Mundial amplía formación sobre tuberculosis para médicos


(24.05. 2011)  Frente al resurgimiento de la tuberculosis como grave enfermedad a nivel mundial que causa la muerte de 4.500 personas a diario, la Asociación Médica Mundial ha ampliado su programa de formación de médicos para saber cómo diagnosticar y tratar la enfermedad.

La AMM ha lanzado nuevo material interactivo de formación para ayudar a los médicos en su labor diaria con pacientes con tuberculosis resistentes a los multi medicamentos y también ayuda en la organización de un taller en China.

La Dra. Julia Seyer, asesora médica de la AMM, dijo:

"Los estilos de enseñanza han cambiado y existe una creciente demanda entre los médicos de métodos interactivos de enseñanza por Internet. De este modo, junto con la Escuela de Medicina de Nueva Jersey y su Instituto de Tuberculosis, e INMEDEA, compañía que crea software para profesionales médicos, hemos elaborado material de formación interactivo basado en dos casos de pacientes con tuberculosis".

"Existe preocupación, ya que a muchos médicos ya no se les enseña a diagnosticar y tratar la tuberculosis, esta nueva tecnología multimedia permitirá que los ocupados médicos puedan conectarse y resolver casos reales de pacientes, desde un examen físico, realizar el diagnóstico y hasta decidir el tratamiento. Esperamos que esto sirva como complemento para los cursos existentes basados en textos".

Entretanto, la AMM, el Consejo Internacional de Enfermeras y la Federación Internacional de Hospitales organizan un taller de dos días en China para formar al personal de salud a fin de que mejoren las prácticas de control de la infección en los establecimientos de salud.

El taller se realizará en Hangzhou, provincia de Zhejiang del 24 al 26 de mayo y reunirá a directores de hospitales, enfermeras, médicos, personal de laboratorio y trabajadores comunitarios, como también representantes de la Sociedad China de Tuberculosis, la Asociación Médica de China y el Centro Clínico de Tuberculosis en China.

El curso de formación examinará los niveles de control de infección en los hospitales y los desafíos de implementación. También se abordará la obligación ética del personal de salud de prestar atención a los pacientes con tuberculosis, incluso si esto implica riesgos para su salud y el hecho de que al elegir esta profesión aceptan implícitamente algún grado de riesgo para su salud al tratar a pacientes con tuberculosis.

El curso también incluye otras obligaciones morales, como para las familias del personal de salud y el hecho que no se puede esperar que asuman riesgos que se pueden evitar a través de medidas básicas de control de infección. Los gobiernos y las instituciones de salud también tienen la obligación de disminuir al mínimo los riesgos a través de condiciones de trabajo apropiadas, suministros, equipo y formación.

También organizan el evento la Federación Internacional de la Cruz Roja y Sociedades de la Media Luna Roja y la Asociación Médica de China, con una contribución financiera de Lilly MDR-TB Partnership.

La Dra. Seyer agregó:

"Una cuestión clave será conocer hasta dónde llegan los límites del deber del personal de salud de tratar a pacientes con tuberculosis si las prácticas de control de infección son inadecuadas".

"China tiene el segundo lugar en casos de tuberculosis en el mundo y es uno de los países con altos niveles de resistencia a los medicamentos para tuberculosis. El Gobierno chino ha hecho de la lucha contra la tuberculosis unas de sus prioridades. En este marco, existe una necesidad urgente de reducir la transmisión de tuberculosis en los establecimientos de salud".

"Varios estudios destacan el riesgo de transmisión de tuberculosis de pacientes al personal de salud y de pacientes a pacientes. Los hospitales con control de infección inadecuado son medios riesgosos para la emergencia y transmisión de la tuberculosis. Los profesionales de la salud que atienden a personas infectadas con tuberculosis son un grupo de alto riesgo y por lo tanto es vital que les proporcionemos formación sobre salud y medidas de seguridad".

El taller identificará la buena práctica y preparará recomendaciones para nuevas estrategias para mejorar el lugar de trabajo. Los profesionales de la salud que asistirán serán en lo posible equipos de directores de hospitales, enfermeras, médicos y personal de laboratorios del mismo establecimiento.

El debate sobre los derechos y obligaciones en los establecimientos frente a la tuberculosis está relacionado con las directrices de la OMS sobre la ética en tuberculosis, publicadas en 2009, que llaman a los países a implementar programas para el examen regular de la tuberculosis en el personal de salud y para registrar e informar regularmente estos datos.