Las enfermeras y los médicos del mundo manifiestan alarma y consternación por la detención de profesionales de salud y por los cargos presentados contra ellos en Bahrein


(11.05. 2011)  El Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) y la Asociación Médica Mundial (AMM) se sienten muy alarmados por la detención de 24 enfermeras y 23 médicos en Bahrein, acusados por las autoridades gubernamentales de "actividad contra el Estado" por dispensar cuidados a participantes en las protestas que resultaron heridos.  "Es inaceptable que se impida a los profesionales de salud cumplir su deber deontológico y profesional de dispensar cuidados a todos cuantos los necesitan.  Esas actuaciones son contrarias a la responsabilidad que incumbe a los gobiernos de asegurar que se den las condiciones adecuadas para que los profesionales de salud dispensen cuidados a las personas enfermas y heridas tanto en tiempos de conflicto como en tiempos de paz", declaró la Presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras, Rosemary Bryant.

"A pesar de las sólidas normas recogidas en los convenios de Ginebra para proteger a los profesionales y las instituciones de salud, además de los pacientes, registramos en todo el mundo infracciones inaceptables.  Ahora es urgente actuar en el plano internacional y explorar mecanismos para impedir esas violaciones y abordarlas cuando se produzcan.  Esperamos que la OMS ofrezca a este respecto un claro liderazgo", dijo el Presidente de la Asociación Médica Mundial, Dr. Wonchat Subhachaturas.

El CIE y la AMM piden, unidos, una investigación externa, inmediata, e independiente para que las enfermeras, los médicos y los demás profesionales de salud puedan ejercer su profesión según los compromisos deontológicos, de atención de salud y de derechos humanos subyacentes a sus profesiones.