Los médicos del mundo afirman que la violencia contra las mujeres y niñas es una crisis mayor en salud pública


(17.10.2010) La Asociación Médica Mundial ha declarado durante su Asamblea anual en Vancouver, Canadá que la violencia contra las mujeres y niñas se ha convertido en fenómeno mundial institucionalizado y en una crisis mayor en salud pública..

En su primera declaración pública sobre el tema, la AMM insta a los médicos y a sus asociaciones médicas nacionales a prestar más atención a los temas de feticidio femenino, mutilación genital femenina, matrimonios forzados y asesinatos por el honor y a condenar la violación colectiva como un arma de guerra y un crimen contra la humanidad..

La Declaración de la AMM plantea serias preocupaciones sobre el infanticidio, maltrato sistemático y deliberado de niñas, incluida una mala nutrición y falta de oportunidades educacionales, como violencia física, psicológica y sexual directa..

La Dra. Ruth Collins-Nakai, de la Asociación Médica de Canadá, que presidió el grupo de trabajo de la AMM sobre la violencia contra las mujeres y niñas dijo:.

“Estas formas de violencia reflejan la persistencia de las desigualdades entre los sexos en el mundo. Los médicos pueden ser agentes del cambio y promover un cambio de mentalidad para que se respeten los derechos humanos de las mujeres su integridad y dignidad”..

En muchas sociedades, las actitudes hacia la violación, abuso y acoso sexual, intimidación en el trabajo o en la educación, esclavitud moderna, tráfico y prostitución forzada, son todas formas de violencia que todavía son toleradas..

La Declaración de la AMM estipula: “Una forma extrema de dicha violencia es la violencia sexual utilizada como un arma de guerra. En varios conflictos recientes (los Balcanes, Rwanda), la violación estuvo asociada con la limpieza étnica y específicamente, en algunos casos, se utilizó para introducir el SIDA en la comunidad”..

La Dra. Collins-Nakai dijo: “Las recientes violaciones colectivas realizadas por soldados en Congo es sólo el más reciente ejemplo atroz. Ha llegado el momento de que los agresores paguen por sus delitos. Como médicos pedimos tolerancia cero”..

En salud, negar los derechos y la violencia tiene consecuencias para las mujeres y niñas. Además de las consecuencias físicas específicas y directas para la salud, la manera en que las mujeres y las niñas son tratadas produce problemas de salud mental y suicidios, que es la segunda causa de muerte prematura en las mujeres. También tiene un alto costo en la menor productividad para la sociedad toda..

La Dra. Collins-Nakai agregó: La AMM aumentará sus actividades entre las asociaciones médicas nacionales, médicos, la OMS y otros organismos de la ONU para terminar con la discriminación y violencia contra las mujeres..

“Queremos que los médicos sean mucho más conscientes de la violencia contra las mujeres y niñas y que sean sus defensores. Deben exigir legislación contra las prácticas dañinas como el feticidio femenino, la mutilación genital femenina, los matrimonios forzados y el castigo corporal. Deben insistir en la penalización de la violación en toda circunstancia, incluida en el matrimonio y condenar el uso de la violación colectiva como arma de guerra y trabajar con otros para documentarla e informarla. Esperamos que aumenten su documentación e información de casos de violencia y sus efectos en la salud”..

“También debemos tratar de proteger a los que denuncian casos de abuso, incluidos los médicos y otros profesionales de la salud”.