Preocupación porque a los médicos ya no se les enseña cómo diagnosticar y tratar la tuberculosis


(15.10.2009) La preocupación porque a los médicos ya no se les enseña cómo diagnosticar y tratar la tuberculosis (TB) ha llevado a la Asociación Médica Mundial a lanzar un nuevo curso por Internet para los médicos.

El curso proporcionará información clínica básica para la TB, incluidos los últimos diagnósticos, tratamientos e información sobre la tuberculosis multirresistente. También entregará información para asegurar que el paciente siga las instrucciones y el control de la infección, incluirá diversos aspectos de la atención y el manejo de la TB con un enfoque global, de manera que pueda ser utilizado a través del mundo.

El curso fue lanzado durante la Asamblea General de la AMM en Nueva Delhi, India. La Dra. Julia Seyer, asesora médica de la AMM, dijo:

“Cuando comenzamos un curso por Internet sobre la tuberculosis multirresistente (MDR-TB) en 2006, descubrimos que muchos médicos no tenían la información más básica sobre la TB normal. Con la desaparición de la enfermedad en muchos lugares del planeta, muchos médicos de los países desarrollados nunca han visto un caso de TB y no tenían la formación básica para diagnosticar y tratar una enfermedad evitable.

Ahora que han vuelto a aparecer nuevos casos de TB y es una enfermedad grave a nivel mundial, es vital que los médicos en el mundo vuelvan a tener los conocimientos que tuvieron antes. El curso será útil en los países en desarrollo, en donde se dan la mayoría de los casos de tuberculosis y servirá para refrescar lo que los médicos han aprendido en el pasado”.

El nuevo curso fue preparado para la AMM por el New Jersey Medical School Global Tuberculosis Institute, EE.UU. Al lanzar el curso hoy el Dr. Lee B. Reichman, Director Ejecutivo del Instituto, dijo:

“Con frecuencia se piensa que la TB es una enfermedad del pasado, pero hay 4.500 personas que mueren de ella cada día, la mayoría de las cuales están en su etapa más productiva, entre 15 y 54 años”.

El nuevo curso, que incorpora estrategias clave de las aceptadas internacionalmente para el control y manejo de la TB, tendrá un enlace al curso de la AMM MDR-TB que ya ha estado funcionando desde hace dos años. Es gratis y puede ser utilizado por los médicos del sector privado y público. Los médicos podrán recibir créditos al terminar el curso, como parte de sus programas de educación médica continua. Aunque el curso sólo está disponible en inglés por ahora, será traducido al español, francés, ruso y chino.

La Dra. Seyer dijo que la tuberculosis produjo  nueve millones de nuevos casos y dos millones de muertes cada año. Dos mil millones de personas se infectaron con esta enfermedad en el mundo. En algunos lugares del planeta, 75% de los pacientes con VIH fueron infectados con TB.

El nuevo curso por Internet es financiado gracias a una donación educacional de Lilly MDR-TB Partnership, que incluye a varias otras organizaciones que trabajan juntas para mejorar el control de la tuberculosis en el mundo y apoyar el nuevo plan global para terminar con la TB 2006-15.

La Dra. Patrizia Carlevaro, Jefa de la International Aid Unit for Eli Lilly and Company, dijo: “A través de nuestros asociados, Lilly MDR-TB Partnership proporciona al personal de salud a través del mundo educación para reconocer, tratar y monitorear la propagación de la TB y MDR. Gracias a esta iniciativa y otras actividades que forman parte del enfoque prolongado del Partnership, confiamos en que cambiaremos las vidas de millones de personas afectadas por la TB y MDR a través del mundo”.

El Lilly MDR-TB Partnership es una iniciativa pública-privada de Eli Lilly and Company para abordar la crisis expansiva de la tuberculosis multirresistente (MDR-TB), junto con más de 20 organizaciones de salud y desarrollo, instituciones académicas y compañías privadas. El Partnership tiene una estrategia completa para luchar contra la MDR-TB a través de la proporción del acceso a los medicamentos, transferencia de tecnología de manufacturación, formación de personal de la salud, crear conciencia de la enfermedad y proporcionar recursos para la prevención, diagnóstico y tratamiento de la gente que vive con la MDR-TB.