La AMM pide que sea respetada la independencia profesional de los médicos en el conflicto de Georgia


La Asociación Médica Mundial pide con urgencia que sea respetada la independencia profesional de los médicos en el conflicto de Georgia.

En una declaración de urgencia la AMM reiteró su política sobre conflictos armados que estipula que los médicos deben tener acceso a los pacientes, a los establecimientos y equipos médicos necesarios para ejercer su actividad libremente. Deben contar con la asistencia necesaria, incluida la posibilidad de circular sin impedimento y tener una independencia profesional total.

Los hospitales y establecimentos de salud situados en las regiones en guerra deben ser respetados por los combatientes y el personal de prensa. La atención médica prestada a los enfermos y heridos, sean civiles o combatientes, no debe ser utilizada con fines mórbidos o para propaganda. La vida privada de los enfermos, heridos y muertos debe ser respetada.

El Dr Kloiber, Secretario General de la AMM, dijo: "La Asociación tiene desde hace mucho una política que estipula con claridad que la ética médica en tiempos de conflicto armado es idéntica a la ética médica de tiempos de paz".

Esto significa que si al cumplir con su deber médico, los médicos tienen conflictos de lealtad, su primera obligación es para con sus pacientes. En todas sus actividades profesionales los médicos deben respetar las convenciones internacionales de derechos humanos, el derecho internacional humanitario y las declaraciones de la AMM sobre ética médica.

Los gobiernos, las fuerzas armadas y otras entidades en posición de fuerza deben cumplir con las convenciones de Ginebra a fin de asegurar que los médicos y otros profesionales de la salud puedan prestar atención a toda persona que la necesite en situaciones de conflicto armado. Esta obligación incluye la necesidad de proteger al personal de salud.

Esperamos que un acuerdo de paz pueda ser implementado a la brevedad posible.