Llamado para que todas las mujeres y niñas tengan un acceso igual al tratamiento del cáncer cervical


La Asociación Médica Mundial y la Asociación Internacional de Doctoras lanzan un llamado para implementar una amplia estrategia de prevención destinada a disminuir la amenaza del cáncer cervical.

En una declaración conjunta, con motivo del día internacional de la mujer que se celebra mañana 8 de marzo, las dos organizaciones piden medidas para que todas las mujeres y niñas en el mundo tengan un acceso igual a la prevención de la más alta calidad y opciones de tratamiento del cáncer cervical, esta estrategia debe incluir el examen y la vacunación.

La Dra. Shelley Ross, Secretaria General de la Asociación Internacional de Doctoras, dijo: "El cáncer cervical es el segundo tipo de cáncer más común en la mujer. Pero ahora se puede prevenir debido a una vacuna disponible contra el papilomavirus humano (PVH)".

Expresó que cada año el cáncer cervical afecta a 500.000 mujeres y produce la muerte de un cuarto de millón de mujeres a través del mundo. Las más afectadas son las mujeres de los países pobres, en donde hay un 80% de las muertes por cáncer cervical debido a la disponibilidad muy limitada de exámenes y tratamientos.

La Dra. Ross agregó: "Cuando se consideren los mayores avances en la salud de la mujer en los próximos años, la vacuna contra el PVH estará entre los principales descubrimientos. Es urgente que los gobiernos den prioridad al cáncer cervical con políticas sostenibles y compromisos financieros. Al no hacerlo se perderán vidas. Esto también significa no otorgar a las mujeres y niñas de los países pobres el derecho a un acceso igual a las teconologías que permiten salvar vidas".

Cuatro de los tipos comunes de PVH se pueden prevenir a través de la vacuna, aunque en la actualidad no hay un tratamiento disponible que pueda curar una infección de PVH. Por lo tanto, la vacuna contra el PVH tiene el potencial de disminuir substancialmente la frecuencia del cáncer cervical, aunque no puede erradicarlo.

El Dr. Jon Snaedal, Presidente de la AMM, dijo "Las asociaciones médicas tienen una función clave en esta estrategia para difundir la información sobre la vacuna contra el PVH a los médicos e instarlos a alertar a sus pacientes de este cambio".

"El costo no debe representar una barrera para que la vacuna esté disponible para las mujeres y niñas en el mundo. Hacemos un llamado a una gran mobilización de los que toman decisiones, organizaciones internacionales, comunidades de donantes y asociados, asociaciones médicas, sociedad civil y la industria para que adopten medidas ahora a fin de detener el cáncer cervical".