Médicos llaman a una tolerancia cero a la mutilación genital femenina en el mundo


La Asociación Médica Mundial ha expresado su profunda preocupación por la creciente tendencia a la mutilación genital femenina (MGF) practicada por personal médico.

En una declaración con motivo del día mundial de tolerancia cero a la MGF (6 de febrero), la AMM condena enérgicamente de nuevo esta práctica que constituye una grave violencia contra la mujer.

El Dr. Jon Snaedal, Presidente de la AMM, dijo que un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud indica que "hay un progreso lento en la disminución significativa de esta práctica", incluso cuando esta práctica fue reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos y muchos países han adoptado políticas y legislaciones para prohibirla.

El Dr Snaedal agregó: "Debido a las graves consecuencias para la salud física y mental de las mujeres y niñas, la mutilación genital femenina preocupa mucho a los médicos. Estamos muy preocupados al constatar que cada vez más el personal médico practica la mutilación genital femenina. Esto es contrario a nuestro código de ética, ya que estas prácticas constituyen una violación de los derechos de las mujeres y de las niñas. La AMM está totalmente opuesta a esta "medicalización" de la MGF".

El Dr. Snaedal llama a todos los médicos y otros profesionales de la salud a movilizarse de manera activa para poner fin a estas formas flagrantes de violencia contra las mujeres.

En 1993, la AMM adoptó una declaración sobre la mutilación genital femenina que condena estas prácticas como una forma de opresión de las mujeres. En 2005, reforzó su posición al instar a las asociaciones médicas nacionales a crear programas educacionales para los médicos que:

  • Incluyan información adecuada sobre los graves peligros de la mutilación genital femenina para las mujeres y niñas.
  • Crear conciencia de que estas prácticas son una violación de los derechos de las mujeres y que en ningún caso los médicos y otros profesionales de la salud deben realizar.
  • Instar a los médicos a informar a las mujeres, hombres y niños sobre la MGF a a disuadirlos de llevar a cabo o favorizar dichas prácticas.