Asociación Médica Mundial llama a aumentar la formación de médicos


La Asociación Médica Mundial ha llamado a aumentar la educación y formación de los médicos y de otros profesionales de la salud, como parte de una acción de la Organización Mundial de la Salud para ampliar las funciones del personal de salud.

Al comentar las directivas de la OMS sobre la delegación de funciones, adoptadas el fin de semana pasado para abordar la crisis de recursos humanos en atención médica, la AMM expresó que la grave escasez de médicos y de otros profesionales de la salud, en países afectados por el VIH/SIDA y otras enfermedades relacionadas, requiere utilizar todas las medidas para satisfacer las necesidades de las poblaciones vulnerables.

El Dr. Jon Snaedal, Presidente de la AMM, dijo: "Una de esas medidas es entregar a la gente una formación específica para proporcionar los servicios de salud que normalmente lo hacen los médicos y enfermeras. Este ha sido llamado delegación de funciones y también podría llamarse ampliación de funciones, ya que las funciones no se delegan directamente de cualquier profesional a otro. Es más bien ampliar las funciones de personal de salud específico para satisfacer las necesidades".

Esta iniciativa puede ser aceptable bajo ciertas circunstancias, pero los proyectos de delegación de funciones deben ser financiados antes que otros gastos de salud. También es imperativo abordar la migración de los profesionales de salud, ya que esta es una de las principales causas del problema. Debemos asegurarnos que la educación y la formación de los médicos y de otros profesionales de la salud deben aumentarse para hacer frente a los servicios de salud a largo plazo.

Si se cumplen estas condiciones, la AMM está dispuesta a colaborar con la OMS y otros interesados, como las asociaciones médicas nacionales en los países correspondientes, a fin de asegurar la calidad y la sustentabilidad del servicio proporcionado.

Los comentarios del Dr. Snaedal fueron formulados después de la reunión del fin de semana pasado en Addis Abeba, organizada por la OMS y las autoridades de salud de Etiopía, en la que se adoptaron nuevas directivas de la OMS sobre la delegación de funciones.