Asociación Médica de China está de acuerdo con la Asociación Médica Mundial en contra del trasplante de órganos de presos


La Asociación Médica de China está de acuerdo en que los órganos de presos y otras personas en custodia no deben utilizarse para trasplante, excepto para familiares directos, se informó hoy durante la Asamblea General de la Asociación Médica Mundial.

En una carta enviada a la AMM, el Vicepresidente y Secretario General de la Asociación Médica de China, Dr. Wu Mingjiang, expresó lo siguiente:

"Le informo que después de un debate en la Asociación Médica de China, se ha logrado un consenso en el sentido en que la Asociación Médica de China está de acuerdo con la Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre la Donación y el Trasplante de Organos Humanos en la que se estipula que los órganos de presos y de otras personas en custodia no deben utilizarse para trasplante, excepto para los familiares directos.

La Asociación Médica de China promoverá con su influencia el refuerzo de la gestión de los trasplantes de órganos humanos y evitará posibles violaciones de las regulaciones de parte del gobierno chino. También esperamos tener una cooperación más estrecha con la AMM e intercambiar información y opiniones sobre el manejo de los trasplantes de órganos humanos".

El Dr. Edward Hill, Presidente del Consejo de la AMM, dijo que el anuncio de la Asociación Médica China es un paso muy positivo.
"Continuaremos nuestro diálogo con la Asociación Médica de China e incluiremos a otras asociaciones médicas nacionales en un proyecto destinado a encontrar los mejores modelos de la práctica para programas de obtención de órganos que sean aceptables éticamente. Esto ayudará no sólo a China y su alta demanda de órganos, sino también a otras regiones del mundo que tienen el mismo problema de enfrentar una gran escasez de órganos".

El anuncio de la Asociación Médica de China es el resultado de muchos años de debate entre la asociación y la AMM por informes de que a los presos ejecutados se les trasplantaban sus órganos. Hace un año, durante la Asamblea General de Sudáfrica, la AMM adoptó una resolución que destacaba la importancia de la opción libre e informada en la donación de órganos, que se afirma que los presos y otras personas en custodia no pueden dar un consentimiento libre y se pide a la Asociación Médica de China condene toda práctica que viole estos principios éticos y los derechos humanos básicos y que asegure que los médicos chinos no participen en la extirpación o trasplante de órganos de presos ejecutados. La resolución pedía que China termine de inmediato la práctica de usar presos como donantes de órganos.

A principios de este año, una delegación de la AMM viajó a Pekín para reunirse con representantes de la Asociación Médica de China y miembros del Gobierno chino. El ex Presidente del Consejo, Dr. Y. Blachar, quien presidió la delegación, dijo después que aunque existen diferencias entre ambas partes, China avanza en la dirección correcta. Estuvo muy optimista por la nueva legislación en China que prohíbe el comercio de órganos. Se acordó mantener conversaciones sobre las políticas de trasplante de órganos y consentimiento.