Autonomía de la Profesión Médica Amenazada


El Dr. Otmar Kloiber, Secretario General de la Asociación Médica Mundial, advirtió que los gobiernos del mundo preparan una estrategia global para disminuir la influencia de la profesión médica.

Expresó que por diversas acciones, los gobiernos están limitando la autonomía de la profesión, "esto no es un cambio cosmético, es una acción contra la participación democrática".

"Lo hemos visto en Europa, Nueva Zelandia, Hong Kong y en otros lugares. Esto es algo que se desarrola de manera silenciosa, con medidas menores en muchos países. Creo que esta es una acción en cierto modo concertada".

Expresó que la Asociación Médica Mundial ha debido organizar su defensa para combatir esto a nivel internacional, con el argumento que la profesión médica realiza una buena labor al menos igual que la de los gobiernos. "En muchos casos, lor organismos autónomos lo hacen mucho mejor, pero a menudo los gobiernos no quieren aceptarlo".

El Dr. Kloiber también se refirió a la tendencia existente en muchos países a desacreditar la función de los médicos. Afirmó que el reciente informe de la Organización Mundial de la Salud sobre la fuerza laboral de salud sugiere reducir los recursos financieros destinados a la formación de los profesionales de la salud y hacer uso de personal no médico con menos formación. Describió esto como un regreso al concepto de "médicos descalzos".

"El argumento es que la formación de médicos y otros profesionales de salud es demasiado elevada. Creo que esta tendencia es muy preocupante y es una medida equivocada. Los sistemas de salud deben mejorarse a través del reforzamiento del personal de salud y con esto proporcionar un mejor tratamiento a los pacientes".

"La gente merece recibir tratamiento médico de los facultativos. Los médicos han recibido la formación correcta, tienen la experiencia y los conocimientos para entregar tratamiento médico. Negar el tratamiento proporcionado por los médicos simplemente para reducir los costos es inaceptable".

"La construcción de un sistema de salud es construir un futuro y es una inversión para la próxima generación. Invertir en los médicos hoy y en su educación y formación es un paso en la dirección correcta para mejorar la seguridad del paciente. Disminuir la función del médico no es lo mejor para el paciente y es necesario hacer algo para invertir esta tendencia".