Nuevo Presidente de la AMM pide medidas a nivel mundial para combatir las enfermedades derivadas del estilo de vida


El Dr. Nachiappan Arumugam, nuevo Presidente de la Asociación Médica Mundial, ha pedido a los gobiernos del mundo que colaboren con los médicos para combatir la epidemia de enfermedades causadas por el estilo de vida, antes que sean incontrolables.

Durante su discurso inaugural en la Asamblea General de la AMM en Sun City, Sudáfrica, el Dr. Arumugam, cardiólogo de Malasia, dijo que los gobiernos no están haciendo lo suficiente, ya sea porque no reconocen la amplitud del problema o porque no quieren enfrentar la realidad. Ha llegado el momento de tomar medidas.

"La defensa de la modificación de la dieta, motivar el ejercicio físico, medidas contra el tabaco y exámenes médicos regulares están destinadas a medidas preventivas, sin estas acciones el mundo en un par de décadas enfrentará un gran problema que no podrá manejar."

Expresó que los avances sin precedentes en salud para la población del mundo, como resultado de los increíbles descubrimientos e invenciones médicos de los últimos 50 años, parecen de corta duración. El mundo tiene nuevas epidemias y desafíos.

"La salud de la población del mundo parece más vulnerable y más arriesgada que nunca antes en la historia reciente. Durante la última década no sólo se ha visto un aumento de infecciones mortales como el SIDA y el SRAS, sino que también una epidemia crónica de las enfermedades relacionadas con el estilo de vida."

La cantidad de pacientes con obesidad, hipertensión, diabetes mellitus, dislipidemia y enfermedades relacionadas han aumentado en una proporción alarmante en todo el mundo. Estas enfermedades de estilo de vida no sólo afectan a los países más ricos o desarrollados, sino que también se han propagado rápidamente en los países más pobres. Esta epidemia afecta mucho a las personas, familias y países. El inmenso gasto de las familias y los países pone en peligro el funcionamiento sostenido de los sistemas de salud en muchos lugares.

Puesto que las enfermedades del estilo de vida son de naturaleza crónica y de fuerte progresión, los pacientes no prestan atención al problema y sólo se toma conciencia de la enfermedad en una etapa avanzada, lo que hace que su tratamiento sea complejo y caro.

En muchos países, las enfermedades del estilo de vida afectan a casi 30% de la población, mientras que en otros este porcentaje alcanza el 60% y va en aumento.

Los investigadores y las compañías farmacéuticas tratan de inventar nuevos medicamentos para tratar y controlar estas enfermedades. Aunque es necesario contar con nuevos fármacos para las personas afectadas, la única solución duradera es cambiar los estilos de vida y contar con medidas preventivas.