Las enfermeras y los médicos acogen con alegría la decisión de un tribunal de Libia de anular las condenas de muerte


El Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) y la Asociación Médica Mundial (AMM) han recibido con alegría la decisión de la Corte Suprema de Libia de anular las condenas de muerte y que ordenó un nuevo juicio para las cinco enfermeras búlgaras y un médico palestino acusados de infectar con el Sida en forma deliberada a más de 400 niños.

En mayo de 2004, las enfermeras Kristina Malinova Valcheva, Nasya Stojcheva Nenova, Valentina Manolova Siropulo, Valya Georgieva Chervenyashka y Snezhanka Ivanova Dimitrova y el Dr. Ashraf Ahmad Jum'a fueron condenados a muerte por haber infectado, supuestamente, a niños con el virus del Sida en el hospital al-Fateh de Libia.

Ahora la Corte Suprema de Libia ha anulado las condenas y ha aceptado la apelación contra el tribunal. Los fiscales acordaron con la defensa que hubo irregularidades en la detención y los interrogatorios de los acusados. Antes de la reciente decisión de la Corte Suprema de Libia, la evidencia de los expertos parecía ser ignorarada, la que indicaba que las infecciones de los niños fueron causadas probablemente por la falta de higiene en el hospital. Se piensa que las infecciones se produjeron antes que los condenados empezaran a trabajar en el hospital y continuaron después de sus detenciones.

El CIE y la AMM piden un juicio rápido que considere la evidencia presentada por expertos internacionales y la liberación de los profesionales de la salud.