Lideres médicos instan a la Organización Médica de la Salud a tomar medidas relativas a la migración médica.


Los médicos representantes de la Asociación Médica Mundial han instando a la Organización Mundial de la Salud a tomar medidas inmediatas para enfrentar la creciente crisis de la migración médica desde los países en desarrollo a los industrializados.

Durante su reunión en Divonne-les-Bains, Francia, este fin de semana, el Consejo de la AMM pidió a la OMS que establezca de inmediato un grupo mundial para abordar la crisis en migración médica.

Delegados de 30 países aprobaron una resolución que estipula que la falta de personal médico en los países en desarrollo, en particular los de Africa subsahariana, es uno de los problemas mundiales más graves en la actualidad.

La resolución reafirmó la política de la AMM que establece que ningún país debe contar con la inmigración de otros países para satisfacer su necesidad de médicos.

La resolución estipula:

"Cada país debe hacer todo lo posible para retener a sus médicos en la profesión y en el país al proporcionarles la ayuda que necesiten para lograr sus objetivos personales y profesionales, además de tomar en cuenta las necesidades y recursos del país."

"Los países desarrollados deben ayudar a los países en desarrollo a aumentar su capacidad para formar y retener a los médicos y enfermeras, a fin de permitir que los países en desarrollo sean autosuficientes."

La AMM ha creado un grupo de trabajo dirigido por la Asociación Médica Británica para considerar posibles soluciones a esta crisis.

El Dr. Yoram Blachar, Presidente del Consejo de la AMM, dijo: "espero que las propuestas del grupo de trabajo contribuyan al lanzamiento, este próximo año, del proyecto de la OMS sobre recursos humanos para la salud."