Reiterado el deber etico de los medicos en tiempos de conflicto armado


El deber médico de todos los médicos de tratar a las personas con humanidad y respeto en tiempos de conflicto armado ha sido reiterado por la Asociación Médica Mundial en su Asamblea General anual celebrada en Tokio.

Delegados de 40 países acordaron enmendar la política de la organización sobre el comportamiento ético del médico para enfatizar que la ética médica en tiempos de conflicto armado es idéntica a la ética médica en tiempos de paz.

La Declaración estipula claramente que no es ético que el médico aconseje o realice procedimientos que no son justificables para la atención médica del paciente o que debiliten la fuerza física o mental del ser humano sin justificación terapéutica.

La Declaración establece que la investigación con experimentación en seres humanos está estríctamente prohibida en toda persona privada de su libertad, en especial prisioneros civilies y militares y la población de países ocupados. El médico siempre debe prestar la atención requerida de manera imparcial y sin discriminación en base a credo, origen étnico, sexo, nacionalidad, afiliación política, raza, orientación sexual o posición social.

La política también estipula que los gobiernos, las fuerzas armadas y otros en posición de poder deben cumplir con los Convenios de Ginebra para asegurar que los médicos y otros profesionales de salud puedan prestar la atención a todo el que la necesite en situaciones de conflicto armado. Los médicos deben tener acceso a los pacientes, establecimientos y equipos médicos y obtener la protección necesaria para realizar sus actividades profesionales con libertad.

El Dr. Yoram Blachar, Presidente del Consejo de la AMM, dijo: "En el mundo actual es más importante que nunca que los médicos reconozcan sus responsabilidades éticas en tiempos de conflicto armado. A menudo se ven enfrentados a situaciones muy difíciles y espero que estas normas los ayuden a mantener los más altos niveles de ética en la profesión médica.