Los profesionales de salud hacen un llamamiento de alarma sobre el SIDA


Los dirigentes mundiales de enfermería, farmacia y medicina han hecho un llamamiento urgente a todos los gobiernos nacionales y a los profesionales de salud para que ataquen con decisión la pandemia del VIH/SIDA.

Representantes de las tres profesiones de salud que asisten a la histórica primera conferencia de la Alianza mundial de profesiones de salud, que se celebra hoy en Ginebra, aprobaron por unanimidad una resolución en la que se insta a los gobiernos a que reconozcan las dimensiones de la tragedia a que se enfrenta en mundo y a que dediquen inmediatamente los fondos necesarios para luchar contra la pandemia.

La conferencia, que reúne por vez primera a miembros del Consejo Internacional de Enfermeras, de la Federación farmacéutica internacional y de la Asociación médica mundial, pasó a adoptar la resolución después de oír un conmovedor e inspirado requerimiento de apoyo, pronunciado por Stephen Lewis, Enviado especial de las Naciones Unidas para los problemas del VIH/SIDA en África.
El texto de la resolución adoptada es el siguiente:

'Reconociendo que

  • la actual pandemia del VIH/SIDA representa una extraordinaria crisis sanitaria, humanitaria y de los derechos humanos;
  • se ven especialmente afectados las mujeres y los niños;
  • los programas de prevención orientados pueden reducir en medida significativa las nuevas infecciones;
  • las opciones de tratamiento permiten a las personas seropositivas llevar una vida de calidad;
  • sin la prevención y tratamiento adecuados, esta crisis empeorará hasta un grado en que las poblaciones de algunos países puedan quedar diezmadas y sus futuros, destruidos; y
  • que los países que más sufren de la pandemia del VIH/SIDA pueden superar la prueba, si reciben el apoyo de los necesarios recursos financieros y humanos.

Por ello nosotros, en tanto que dirigentes de las profesiones médica, de enfermería y de farmacia, hacemos un llamamiento a todos los gobiernos nacionales, los organismos intergubernamentales y los profesionales de salud para que se reconozcan las dimensiones de la tragedia, se aceleren los asuntos y se dediquen inmediatamente los fondos necesarios y recursos para la lucha contra el VIH/SIDA.

En tanto que dirigentes profesionales de salud nos comprometemos plenamente con esta causa y hacemos un llamamiento a los médicos, a las enfermeras y a los farmacéuticos para que actúen como decididos defensores y dirigentes sociales en la guerra contra el VIH/SIDA.'