AMM llama a Libia a suspender penas de muertes


La Asociación Médica Mundial ha hecho un llamamiento a las autoridades libias para que suspenda la condena a pena de muerte de un médico palestino y cinco enfermeras juzgados culpables en Benghazi la semana pasada de infectar a más de 400 niños con Sida.

El Dr. Ashraf Ahmad Jum'a y cinco enfermeras fueron sentenciados a la pena de muerte a pesar de las evidencias de expertos médicos que demostraron en el juicio que las infecciones de los niños fueron causadas por una mala higiene en el hospital donde trabajaban.

El Dr. Yoram Blachar, Presidente del Consejo de la AMM, dijo hoy después de la reunión de la AMM en Divonne-les-Bains, Francia: "Hago un llamamiento a las autoridades libias para anular esta sentencia que es totalmente injustificada. He pedido a los miembros de la AMM que asistirán a la Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra esta próxima semana que traten de reunirse con los colegas médicos de Libia para ver cómo podemos asegurar que estos profesionales médicos sean tratados de manera justa."

La reunión de la AMM escuchó una solicitud de ayuda del Dr. Svetoslav Stoimenov de Bulgaria, quien dijo a los asistentes que los seis profesionales de la salud eran inocentes y que habían sido detenidos a la fuerza por más de cinco años y torturados.