La AMM lamenta la decisión del gobierno maltés de retrasar la prohibición de fumar


El Presidente de la Asociación Médica Mundial ha lamentado la decisión del gobierno maltés de postergar la entrada en vigor de la prohibición de fumar en los lugares públicos.

En una visita a Malta, en una reunión de la Asociación Médica de Malta el día de la introducción de la prohibición de fumar, el Dr. Appleyard declaró que 80% de la población de Malta está de acuerdo con esta prohibición y que el gobierno no debe ser distraído de su misión a causa del lobby que ejercen los fabricantes de tabaco y las industrias de servicios asociadas.

"Felicito al gobierno de Malta por su compromiso para suprimir el tabaco en los lugares públicos, pero lamento la decisión de retrasar la prohibición", expresó el Dr. Appleyard y agregó: "La introducción de esta prohibición daría un ejemplo a Gran Bretaña. Ya se han puesto en vigor legislaciones similares en Irlanda, Finlandia, Sudáfrica, Tailandia, Canadá, Australia y EE.UU.".

Los gobiernos de todo el mundo deben aplicar medidas estrictas que prohíban fumar en lugares públicos y de trabajo por el bien de la salud y bienestar económico de sus ciudadanos. El humo del tabaco es la única sustancia conocida que produce cáncer y que no es objeto de una reglamentación en el lugar de trabajo.

El humo del tabaco contiene más de cincuenta sustancias tóxicas que producen cáncer. Además, tiene también monóxido de carbono, ácido cianhídrico, arsénico y amoníaco.

La gran mayoría - 85% - del humo "secundario" es invisible y sin olor. Los constituyentes o sus derivados pueden ser detectados en el pelo, sangre, saliva y orina. No hay un nivel seguro a partir del cual no haya efectos nefastos. Los sistemas de ventilación convencionales y los sistemas de renovación del aire son caros y no proporcionan una protección eficaz. Sólo la materia particulada visible y no los gases nocivos son filtrados, lo que produce una falsa impresión de seguridad.

El Dr. Appleyard dijo que en Estados Unidos un gran estudio demostró que la mitad de los no fumadores que afirmaron no haber estado expuestos al humo presentaron metabolitos de nicotina de cigarrillos en su sangre.

Los daños del tabaquismo pasivo para la salud son bien conocidos. En los adultos, quedó demostrado claramente que el tabaquismo pasivo produce cáncer al pulmón, enfermedades coronarias y aumenta los ataques de asma. También hay evidencia clara de que causa infartos. Un estudio demostró que entre los no fumadores casados con un fumador el riesgo de infarto es doble.

En los niños, los estudios demostraron con claridad que el tabaquismo pasivo produce la muerte súbita, infecciones auriculares y respiratorias y que probablemente esté asociado a los partos prematuros y niños con bajo peso al nacimiento.

El Dr. Appleyard agregó: "Los fabricantes de tabaco y las industrias de servicios asociadas promueven un medio ambiente inseguro que es la causa de tal cantidad de enfermedades en una población que no da su consentimiento sirven sólo sus intereses con una explotación cínica."

El tabaco en los lugares de trabajo es muy preocupante. Las personas que trabajan en restaurantes están expuestas al humo del cigarrillo dos veces más que las personas en las oficinas y los que trabajan en bares, seis veces más. Los empleadores pagan un costo económico por el gran ausentismo laboral debido a enfermedades y la baja de producción. Los empleadores también deben asumir el aumento de los costos de mantención, limpieza, mayor riesgo de incendio, explosión y accidentes y primas de seguros de incendio más elevadas.

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco reconoce que el humo de cigarrillos es un peligro para la salud y compromete a los gobiernos a tomar medidas adecuadas para la protección de los no fumadores.

El gobierno maltés debe responder sin demora a la voluntad de su población de prohibir el tabaco en los lugares públicos para proteger su salud y la de sus niños, ahorrar dinero con la prevención de enfermedades de largo plazo y hacer de Malta la isla más sana del Mediterráneo, donde los turistas puedan ir a divertirse y recrearse en un ambiente seguro.