Resolución de la AMM sobre la Tuberculosis


Adoptada por la 57a Asamblea General de la AMM, Pilanesberg, Sudáfrica, Octubre 2006

Introducción

  1. 1. Según la OMS, la tuberculosis es un problema que afecta a más de 9 millones de personas cada año y es una las principales enfermedades infecciosas con una tasa de incidencia anual de 1%. La región de Europa del Este está especialmente afectada.
  2. En los países en desarrollo, los índices de incidencia de la tuberculosis en las poblaciones nunca han sido tan altos debido en gran parte a la superposición de regiones afectadas por el Sida. Como resultado de los grandes movimientos de población, es obvio que veremos un aumento de la transmisión del bacilo en el mundo.
  3. Otra dificultad para controlar la enfermedad se presenta con las formas de tuberculosis multiresistentes. Esto se debe a que los bacilos originales son insensibles a la acción de los principales medicamentos contra la tuberculosis.
  4. La detección radiológica y el examen de esputo de las personas a alto riesgo se mantiene como factor esencial de la prevención de la tuberculosis.
  5. En inmigrantes, entre los sin techo, en las cárceles y otros grupos de alto riesgo , esta estrategia es particularmente eficaz para evitar una epidemia.
  6. La reactivación de programas de control y seguimiento, la aplicación a gran escala de una prestación de atención médica rápida y supervisada estrictamente a diario deben ayudar a enfrentar la epidemia.
  7. La política de vacunación contra la tuberculosis (bacilo de Calmette-Guérin) está destinada a los niños desde su primera vacuna.

Resoluciones

  1. La Asociación Médica Mundial, en consulta con la OMS y las autoridades y organizaciones de salud nacionales e internacionales, seguirán tratanto de lograr el mejoramiento del tratamiento y el seguimiento contra la tuberculosis, pero también deberán aumentar la investigación sobre los casos individuales, la reactivación de los controles y seguimientos y la aplicación de tratamientos diarios y su supervisión.
  2. La AMM apoya los llamados para obtener recursos económicos, materiales y humanos para la prevención de la tuberculosis y del VIH/SIDA, incluidos el personal de salud con formación adecuada y la infraestructura de salud pública adecuada y también participará con profesionales de la salud en la información sobre la tuberculosis y su tratamiento.
  3. La AMM insta la preparación de cursos y programas de formación sobre la tuberculosis para profesionales de la salud. Los cursos especializados de MDR-TB son especialmente importantes.
  4. La Asociación Médica Mundial llama a sus asociaciones médicas nacionales a apoyar a la OMS en su estrategia DOTS, como también en otras actividades destinadas a promover un manejo más eficaz de la tuberculosis.

14.10.2006