Resolución de la AMM para Detener los Ataques al Personal de Salud y sus Instalaciones en Turquía


Adoptada por la 66a Asamblea General de la AMM, Moscú, Rusia, octubre 2015

INTRODUCCION

Los medios de comunicación informan que en los dos últimos meses de conflicto en Turquía se ha asesinado, herido o amenazado con armas al personal de salud. Algunos médicos han sido expulsados de ambulancias y golpeados. Las fuerzas de seguridad han impedido el acceso a heridos y las ambulancias y las instalaciones de salud han recibido ataques. Un estudio acabado realizado por la Asociación Médica de Turquía confirma estos hechos.

Se ha indicado que los ataques al personal de salud y la obstrucción de la prestación de servicios son utilizados como instrumento político deliberado para intimidar a las personas y privarlas de sus derechos democráticos.

Las partes en el conflicto armado tienen la obligación de proteger la prestación de atención médica a los heridos y enfermos, como también evitar el ataque o amenazas a las actividades médicas, personal de salud y sus instalaciones. Los médicos y otro personal de salud no deben ser impedidos de cumplir con sus deberes. Estos ataques constituyen una violación flagrante del derecho internacional sobre derechos humanos, en particular el derecho inherente a la vida que debe ser protegido por ley y el derecho al goce al más alto nivel de salud posible[1].

Los ataques afectan gravemente los principios fundamentales de la ética médica, en especial el Código Internacional de Etica Médica de la AMM y los Principios Eticos de Atención Médica en Tiempos de Conflicto Armado y otras Emergencias, ratificados por las organizaciones de salud[2], civiles y militares que estipulan que “el personal de salud y las instalaciones y transporte médicas, militares o civiles, deben ser respetadas por todos. Están protegidos mientras cumplen con sus deberes y se les debe proporcionar el entorno de trabajo más seguro possible”. (Artículo 10).

RECOMENDACIONES

La AMM insta a todas las partes a:

  1. Detener los ataques al personal de salud y los pacientes, instalaciones de salud y ambulancias y garantizar su seguridad.
  2. Respetar la autonomía profesional y la imparcialidad del personal de salud.
  3. Cumplir cabalmente con la legislación internacional sobre derechos humanos y otros reglamentos internacionales pertinentes  a los que Turquía ha adherido.
  4. Documentar y registrar todas las violaciones y enjuiciar debidamente a los responsables.

[1] International Covenant on Economic, Social and Cultural Rights, article 12 – December 1966

[2] Adopted by the ICRC, the WMA, the International Committee of Military Medicine (ICMM), the International Council of Nurses (ICN) and the International Pharmaceutical Federation (FIP)  - June 2015