Declaracion de la AMM sobre la Seguridad del Paciente


Adoptada por la 53a Asamblea General de la AMM, Washington, Octubre 2002
y reafirmada por la 191ª Sesión del Consejo, Praga, República Checa, abril 2012

INTRODUCCION

  1. El médico se esfuerza por entregar la más alta calidad de atención médica al paciente. La seguridad del paciente es uno de los elementos centrales de la calidad de la atención médica.
  2. El progreso en las ciencias médicas y afines, como en la tecnología, ha transformado la medicina moderna en un sistema de salud avanzado y complejo.
  3. Los riesgos inherentes siempre han existido en la medicina clínica. Los avances de la medicina moderna han producido nuevos riesgos a veces más importantes, algunos evitables y otros inherentes.
  4. El médico debe tratar de prever estos riesgos y evitarlos cuando atiende a su paciente.

PRINCIPIOS

  1. El médico debe asegurar que la seguridad del paciente siempre sea considerada cuando se tome una decisión médica.
  2. Es raro que las personas o los procesos sean los únicos responsables de cometer errores. Más bien, los elementos separados se combinan y juntos producen una situación de alto riesgo. Por lo tanto, debe haber una cultura no punitiva para informar sobre los errores de salud que se centre en la prevención y corrección de las fallas del sistema y no en la culpabilidad de la persona o de la organización.
  3. Un entendimiento realista de los riesgos inherentes en la medicina moderna requiere que el médico debe sobrepasar los límites profesionales de la atencion médica y cooperar con todas las partes pertinentes, incluido el paciente, y adoptar un enfoque preventivo de los sistemas para la seguridad del paciente.
  4. Para crear este enfoque de los sistemas, el médico debe adquirir continuamente una gran variedad de conocimientos científicos avanzados y esforzarse sin interrupción en mejorar la práctica médica.
  5. Toda la información relacionada con la seguridad del paciente debe ser compartida con todas las partes pertinentes, incluido el paciente. Sin embargo, se debe proteger rigurosamente la confidencialidad del paciente.

RECOMENDACIONES

  1. Por lo tanto, la AMM recomienda a las asociaciones médicas nacionales lo siguiente:
    1. Las asociaciones médicas nacionales deben promover políticas sobre la seguridad del paciente a todos los médicos en sus países;
    2. Las asociaciones médicas nacionales deben instar a cada médico, otros profesionales de la salud, pacientes y otras personas y organizaciones pertinentes a colaborar juntos a fin de establecer sistemas que garanticen la seguridad del paciente;
    3. Las asociaciones médicas nacionales deben estimular la creación de modelos eficaces para promover la seguridad del paciente, a través de la educación médica continua/desarrollo profesional continuo;
    4. Las asociaciones médicas nacionales deben cooperar entre ellas e intercambiar información sobre los casos adversos, incluidos los errores, sus soluciones y las "lecciones aprendidas", a fin de mejorar la seguridad del paciente.

6.10.2002