Resolución de la AMM sobre Mejor Inversión en Salud Pública


Adoptada por la 50ª Asamblea Médica Mundial, Ottawa, Canadá, Octubre 1998 y enmendada por la 60a Asamblea general de la AMM, Nueva Delhi, India, octubre 2009

INTRODUCCION

Cada país debería tener un sistema de atención de salud con recursos suficientes para atender las necesidades de su población. Sin embargo, hoy muchos países a través del mundo están sufriendo de amplias inequidades y desigualdades en la atención de salud y deteriorando el acceso a los servicios sanitarios para los segmentos más pobres [débiles o desfavorecidos] de la sociedad. La situación es especialmente seria en los países con bajos ingresos

La comunidad internacional ha intentado mejorar la situación. La iniciativa 20/20 de 1995, la Iniciativa de 1996 para los Países Pobres muy Endeudados (HIPC), y las Metas para el Desarrollo del Milenio 2000 (MDGs) son todas iniciativas que apuntaron a reducir la pobreza y tratando con la pobre salud, las inequidades  y desigualdades entre los sexos, educación, acceso insuficiente al agua potable y la contaminación ambiental

Los objetivos son formulados como un acuerdo con reconocimiento de las contribuciones que los países desarrollados pueden hacer en forma de relaciones de comercio, asistencia para el desarrollo, reduciendo la carga de la deuda,  mejorando el acceso a los fármacos esenciales, y la transferencia de tecnología. Tres de los ocho objetivos están directamente relacionados a la salud, que tiene una considerable influencia sobre varios otros objetivos que interactúan para sustentar cada uno de los otros dentro de un marco estructural diseñado para aumentar globalmente el desarrollo humano. Los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (MDO) proveen una visión del desarrollo basado en salud y educación, afirmando por eso que el desarrollo no refiere [alude]  únicamente al crecimiento económico.

Varios informes de la Organización Mundial de la Salud han subrayado las oportunidades y habilidades [o técnicas] que son actualmente admitidos en la introducción de significativas mejoras en salud así como ayudar a reducir la pobreza y fomentar el crecimiento. Además, los informes destacan que es de fundamental importancia que se reduzcan las limitaciones sobre recursos humanos, para incrementar el desempeño del sistema público de salud, una situación que requiere de urgente atención. Estas limitaciones están relacionadas a las condiciones de trabajo, entrenamiento y pago, y jugarán un papel sustancial en determinar la capacidad para un crecimiento sostenido en el acceso a los servicios de salud

Recomendaciones

La Asociación Médica Mundial exhorta a las asociaciones médicas nacionales a:

1. Demandar de sus gobiernos  cumplir con y promover las propuestas para incrementar la inversión en el sector salud,; y cumplir con y promover iniciativas para reducir la carga de la deuda de los países más pobres del planeta.

2. Abogar [defender] la integración de los factores de salud pública en todos los campos de los generadores de políticas,  puesto que la salud es en gran parte determinada por factores externos al ámbito del cuidado sanitario. [Salud no es sólo Medicina, sino que depende de los llamados componentes del nivel de vida].

3. Alentar y sostener a los países en la elaboración e implementación de planes de inversión que inviertan en la salud de los pobres; garanticen que más recursos sean utilizados para salud en general, con mayor eficacia e impacto; y reducir las limitaciones para hacer el uso más efectivo de las inversiones adicionales

4. Mantener vigilancia para asegurar que los planes de inversión focalicen la máxima atención en generar capacidad, promover habilidades de liderazgo, y proveer incentivos para la retención y ubicación de personal calificado, mientras se toma en consideración que las limitaciones relacionadas al último asunto, actualmente constituye el mayor obstáculo para el progreso

5. Urgir a las instituciones financieras internacionales y otros importantes donantes a: i) adoptar las medidas necesarias para ayudar a los países que ya han organizado mecanismos para preparar sus planes de inversión, y proveer asistencia a aquellos países que ya han comenzado a tomar los pasos necesarios, con el apoyo y participación de la comunidad internacional; ii) ayudar a los países obtener fondos para desarrollar e implementar sus planes de inversión; iii)  continuar  proporcionando a los países asistencia técnica para sus planes.

6. Intercambiar información entre ellas para coordinar los esfuerzos para cambios de políticas en estas áreas.