Resolución de la AMM sobre la Implementación del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco


Adoptada en la 170ª Sesión del Consejo de la AMM, Divonne-les-Bains, Francia, mayo 2005

y revisada por la 67ª Asamblea General de la AMM, Taipei, Taiwán, octubre 2016. 

La Asociación Médica Mundial:

1. Reconoce el papel fundamental que desempeñan los profesionales de salud en el control del tabaco e insta a las asociaciones médicas nacionales a utilizar el Día Mundial sin Tabaco cada año para promover medidas para el control del tabaco

2. Reconoce la importancia del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT)  como un mecanismo para proteger a las personas de la exposición y adicción al tabaco;

3. Insta a los Estados miembros del Convenio a reconocer (ratificar, aceptar, aprobar, confirmar o adherir) el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco;

4. Invita a las asociaciones médicas nacionales a trabajar asidua y enérgicamente para que sus gobiernos implementen las medidas estipuladas en el CMCT como mínimo;

5. Insta a los gobiernos a introducir regulaciones y otras medidas estipuladas en el CMCT. Los gobiernos también deben prohibir fumar en lugares públicos y lugares de trabajo como medida urgente de salud pública. Los gobiernos también deben considerar medidas adicionales, en especial las del control del tabaco que han resultado exitosas en otros países;

6. Insta firmemente a los gobiernos a establecer un método claro que asegure el financiamiento del control del tabaco y la investigación;

7. Insta a los gobiernos a promover un acceso fácil a asesoría y servicios destinados a dejar de fumar para todos los fumadores, incluidos los niños;

8. Reconoce el papel vital que desempeñan los profesionales de la salud en la educación de salud pública y en la promoción para dejar de fumar;

9. Hará un seguimiento de las tácticas de las tabacaleras de muy cerca para prevenir a las personas y las comunidades sobre cualquier amenaza.

10. Contribuirá al mejoramiento y la actualización de las regulaciones internacionales para el control del tabaco, si es necesario.