Declaración de la AMM sobre la Carga Global de las Enfermedades Crónicas


Adoptada por la 62ª Asamblea General, Montevideo, Uruguay, octubre 2011

Introducción

Las enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y enfermedad pulmonar crónica son las principales causas de muerte y discapacidad en los países desarrollados y en vías de desarrollo. Las enfermedades crónicas no reemplazan las causas ya existentes de enfermedad ni de discapacidad (enfermedades infecciosas y trauma), se agregan a la carga de enfermedades. Los países en desarrollo ahora enfrentan la triple carga de la enfermedad infecciosa, trauma y enfermedad crónica. Esto afecta la capacidad de muchos países de prestar servicios de salud adecuados. Esto también debilita los esfuerzos de estas naciones para aumentar la esperanza de vida y estimula el crecimiento económico.

Las tendencias globales actuales y anticipadas llevarán a más problemas de enfermedades crónicas en el futuro que incluyen el envejecimiento de la población, urbanización y planificación comunitaria, estilos de vida cada vez más sedentarios, cambio climático y el creciente costo de la tecnología médica para tratar las enfermedades crónicas. Las enfermedades crónicas están relacionadas estrechamente con el desarrollo social y económico mundial, la globalización y la comercialización masiva de productos no saludables. Se espera que en los próximos años aumente la prevalencia y el costo de las enfermedades crónicas

Soluciones posibles

La primera solución es la prevención de enfermedades. Las políticas nacionales que ayuden a la gente a lograr conductas saludables son la base para todas las soluciones posibles.

Un mayor acceso a la atención primaria junto con programas de control de enfermedades bien elaborados y al alcance de todos puede mejorar mucho la atención de salud. Las alianzas de los ministerios de salud nacionales con instituciones en los países desarrollados pueden romper muchas barreras en los lugares más pobres. Ejemplos de esta asociación eficaz  existen en Malawi, Ruanda y Haití. En estos lugares en donde no se dispone de oncólogos, la atención la prestan los médicos y enfermeras locales. Estos equipos realizan quimioterapias a los pacientes que tienen una variedad de enfermedades malignas tratables.

Los sistemas de educación médica deben ser más responsables socialmente. La OMS define la responsabilidad social de las escuelas de medicina como la obligación de dirigir su educación, investigación y actividades de servicio para abordar las preocupaciones prioritarias en salud de la comunidad, región o nación a las que tienen el mandato de servir. Las preocupaciones prioritarias en salud deben ser identificadas conjuntamente por gobiernos, organizaciones de salud, profesionales de la salud y el público. Existe la necesidad urgente de adoptar normas de acreditación que apoyen la responsabilidad social. Educar a médicos y otros profesionales de la salud para que presten atención médica de acuerdo a los recursos el país debe ser una consideración primaria. Guiados por médicos de atención primaria, los equipos de médicos, enfermeras y personal de la salud de la comunidad proporcionarán atención motivada por los principios de calidad, equidad, pertinencia y eficacia. (Véase la Resolución de la AMM sobre Fuerza Laboral Médica).

Reforzar la infraestructura de atención de salud es importante para atender a una creciente cantidad de gente con enfermedades crónicas. Los elementos de esta infraestructura incluyen la formación del equipo de atención médica primaria, mejores instalaciones, vigilancia de las enfermedades crónicas, campañas de promoción de salud pública, asegurarse de la calidad y creación de estándares de atención nacionales y locales.  Uno de los elementos más importante de la infraestructura de atención médica son los recursos humanos, los médicos de atención primaria bien formados y motivados son cruciales para el éxito. La ayuda internacional y los programas de desarrollo necesitan cambiar de un "enfoque vertical" sobre las enfermedades u objetivos individuales a una infraestructura de atención médica primaria más sostenible y eficaz.

Nota: Según el país, los distintos actores asumirán más o menos responsabilidad para el cambio.

Para los gobiernos del mundo:

1. Apoyar las estrategias globales de inmunización

2. Apoyar las estrategias globales sobre el control del tabaco y alcohol

3. Promover una vida sana e implementar políticas en apoyo a conductas preventivas y estilos de vida saludables

4. Reservar un porcentaje fijo del presupuesto nacional para el desarrollo de infraestructura de salud y promoción de estilos de vida saludables

5. Promover una política comercial que proteja la salud pública

6. Promover la investigación para prevenir y tratar las enfermedades crónicas

7. Elaborar estrategias globales para la prevención de la obesidad

Para las asociaciones médicas nacionales:

1. Trabajar para crear comunidades que promueven estilos de vida saludables y conductas de prevención y aumentar la conciencia del médico sobre las conductas de prevención óptima de enfermedades

2. Ofrecer a los pacientes programas para dejar de fumar, estrategias para controlar el peso, asesoramiento sobre el abuso de drogas, educación y apoyo para el autocuidado y asesoría nutricional

3. Promover un enfoque de equipo para el manejo de las enfermedades crónicas

4. Defender la integración de la prevención de enfermedades crónicas y estrategias de control en las políticas de gobierno

5. Invertir en una formación de alta calidad para tener más médicos de atención primaria y una distribución equitativa de ellos en la población

6. Proporcionar recursos accesibles de alta calidad para la educación médica continua

7. Apoyar el establecimiento de normas basadas en evidencias para la atención de enfermedades crónicas

8. Crear, apoyar y reforzar asociaciones profesionales para médicos de atención primaria

9. Promover la educación médica que responda a las necesidades de la sociedad

10. Promover un marco de apoyo para la continuidad de la atención de enfermedades crónicas, incluidas la educación del paciente y el autocuidado.

11. Defender las políticas y regulaciones destinadas a disminuir los factores que promueven las enfermedades crónicas, como la cesación del tabaco y el control de la presión arterial

12. Apoyar una fuerte infraestructura de salud pública y

13. Apoyar el concepto de que los determinantes sociales son parte de la prevención y la atención médica

Para las escuelas de medicina:

1. Establecer objetivos curriculares que respondan a las necesidades de la sociedad, por ejemplo la responsabilidad social

2. Centrarse en ofrecer oportunidades de formación en atención primaria que destaquen los elementos de integración y continuidad de las especialidades de atención primaria, incluida la medicina familiar

3. Proporcionar lugares educacionales de atención primaria orientados y basados en la comunidad, de modo que los estudiantes se familiaricen con los elementos básicos de la infraestructura de las enfermedades crónicas y la prestación de atención de continuidad

4. Crear departamentos de medicina familiar que sean del mismo nivel académico en la universidad y

5. Promover el uso de metodologías de formación interdisciplinarias y de otras colaboraciones en los programas de educación primaria y continua.

6. Incluir la enseñanza de prevención de enfermedades crónicas en el currículo general.

Para cada médico:

1. Trabajar para crear comunidades que promuevan estilos de vida saludables y conductas de prevención

2. Ofrecer a los pacientes programas para dejar de fumar, estrategias para controlar el peso, asesoramiento sobre el abuso de drogas, educación y apoyo en el autocuidado y asesoría nutricional

3. Promover un enfoque de equipo para el manejo de las enfermedades crónicas

4. Asegurar la continuidad de la atención de pacientes con enfermedades crónicas

5. Ser modelo de conductas de prevención para los pacientes al mantener la salud personal

6. Ser defensores de la comunidad para los determinantes sociales positivos y para los mejores métodos de prevención.

7. Trabajar con los padres y la comunidad para asegurar que los padres tengan los mejores consejos para mantener la salud de sus hijos.

8. Los médicos deben colaborar con las asociaciones de pacientes en la elaboración y entrega de la educación de prevención.