Resolución del Consejo de la AMM sobre la Infección por el virus Zika


Adoptada en la 203ª Sesión del Consejo de la AMM, Buenos Aires, abril 2016

Reconociendo que la OMS ha designado la infección por el virus Zika una emergencia de salud a nivel mundial, la AMM entrega las siguientes recomendaciones.

  1. La OMS debe trabajar con la ECDC, CDC y otras organizaciones de control de enfermedades para comprender mejor la historia natural y actual de la epidemiología de la infección por el virus Zika.
  2. Se debe publicar información ampliamente para aconsejar y proteger a todas las mujeres y hombres  que viven o deben viajar a regiones afectadas por el Zika y que consideran ser padres.  Los consejos también deben incluir recomendaciones para las mujeres embarazadas que pueden haber estado expuestas directamente al virus Zika o cuyas parejas viven o hayan viajado a las regiones con Zika.
  3. Los organismos pertinentes, incluida la OMS, deben recopilar información sobre la eficacia de los diferentes métodos de control de mosquitos, con los efectos potencialmente peligrosos o teratogénicos del uso de diversos insecticidas.
  4. Se debe continuar la investigación sobre pruebas de diagnóstico, antivirales y vacunas, con énfasis en la elaboración de un producto seguro para su uso en embarazadas, se debe asegurar el financiamiento público para esta investigación. Cuando estos productos se fabriquen, los países deben asegurarse que estén disponibles y sean asequibles para las personas en mayor riesgo.
  5. Los países en que se ha producido el nacimiento de bebés con microcefalia y otras anomalías cerebrales del feto deben asegurarse que se les haga un seguimiento adecuado de parte de los servicios de salud y otros y proporcionen ayuda a las familias que deben hacer frente a un niño con anomalías del desarrollo. Cuando sea posible, la investigación sobre las consecuencias de la microcefalia debe publicarse para informar mejor a los futuros padres y permitir la prestación de un servicio óptimo.